Anoeta se ha convertido en el mayor freno para la Real Sociedad

0

Aunque parezca mentira por el ambiente y por la magnífica comunión con el equipo que se respira en sus gradas, Anoeta se está convirtiendo en el mayor freno para las aspiraciones europeas de la Real. No es de recibo que, después de unas actuaciones portentosas que les han permitido codearse con los más grandes de Europa al colarse incluso entre los 16 mejores, los blanquiazules acumulen en su guarida unas estadísticas muy pobres que están lastrando su notable temporada y que incluso comienzan a poner en serio riesgo su objetivo prioritario, que es asegurarse cuanto antes la vuelta al viejo continente.

Europa

La mejor demostración es que tras el inexplicable empate ante el Almería, en el encuentro más accesible de los que le quedaban en este tramo final de campeonato, y con su triunfo en Pamplona, el Valencia se ha puesto a sólo tres puntos. Y tiene que pasar por el salón de los horrores donostiarra, con todo lo que ello conlleva en vista de la mala racha de los de Imanol Alguacil.






19

Real Sociedad – Almería: Las notas de Mikel Recalde
Mikel Recalde

Los números no engañan. En una campaña que la mayoría califica de notable, los blanquiazules sólo han ganado siete de los 20 partidos que han disputado hasta la fecha. Seis en Liga y uno en Champions en la preciosa noche ante el Benfica, en la que la grada iba camino de acabar patas arriba hasta que unos ultras decidieron poner punto final a la mejor fiesta del curso. Menos espectacular, aunque por el estilo de divertida, resultó la noche del ya lejano 3-0 al Athletic.

La afición animando a la Real Ruben Plaza


Anoeta

El resto de equipos que sucumbieron en Anoeta son Granada, Getafe, Mallorca, Sevilla y Cádiz. Y nada más. Sin duda, un registro paupérrimo que le convierte en el noveno mejor local del campeonato. Y lo que es más grave, que le dejó sin la ansiada final de la Copa del Rey por ser incapaz de repetir el resultado de la Liga frente al Mallorca y quedarse a un solo penalti de pelear el título al vecino. Sin olvidar que el intento de remontada del 2-0 ante el PSG, reto que ya de por sí se antojaba bastante utópico, se desvaneció como un castillo de naipes cuando sólo había transcurrido el primer cuarto de hora de encuentro bajo un ambiente extraordinario.

Lo cierto es que nada bueno invitaba a pensar que iba a suceder esta temporada cuando el caprichoso calendario (no tanto al estar demasiado dirigido) decidió que la Real tenía que afrontar sus dos primeros duelos consecutivos en su estadio. Los de Imanol no lograron sacar adelante ninguno, al empatar a un gol frente al Girona, posterior sensación de la temporada al que mereció derrotar con solvencia, y ante el Celta, una de las decepciones del curso, que por el contrario mereció con creces el punto que logró en el último minuto.

No fue el único capricho del almanaque futbolístico, ya que el conjunto txuri-urdin se ha encontrado con una increíble serie de 14 de 18 encuentros como visitante. Imanol no dudó en quejarse de la dificultad que esto entrañaba para sus pupilos, como declaró abiertamente en Vitoria después de imponerse por 0-1 y sacar pecho para defender su temporada: “No es normal que a un equipo le tocase jugar de 18 partidos 14 fuera de casa, con lo que eso supone, de Liga, Champions y Copa… Por muy buenos que seamos, por muy buenos jugadores que tenga, eso lo acusa cualquier equipo. Claro que no hemos estado tan finos jugando cada tres días, pero sobre todo jugando qué tipo de partidos… Y, pese a todo, os decía que no estábamos tan lejos de lo que estamos ahora”. Visto lo visto, igual le ha convenido jugar más fuera que en su estadio.

La estadística es reveladora

Este año la Real sólo ha logrado sacar adelante el 35% de sus encuentros. Los seis triunfos en Liga son el peor registro con Imanol desde que asumió las riendas de la primera plantilla hace cinco años. La campaña pasada, que acabó con el impresionante éxito del pasaporte para la Champions, la Real logró once alegrías en Anoeta (más otras dos en Europa). En la 2021-22, fueron diez las victorias (otra en Europa), mientras que en las dos anteriores el listón de festejos en Donostia se quedaron en nueve (otra en Europa en la 2020-21).

Imanol dijo la víspera del Almería que disputar “cinco de ocho en el Anoeta en un principio es una ventaja, sin duda. Jugar en casa, con nuestra afición, es un plus”. Ya le quedan cuatro ante los suyos y cuatro fuera. Real Madrid, Las Palmas, Valencia y Atlético son los que faltan por comparecer por La Concha. Mucho va a tener que mejorar si pretende acercarse a los registros de campañas anteriores


source

About The Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *