Donostia y Anoeta han superado el corte inicial y la candidatura del Mundial 2030 presentará la sede guipuzcoana entre la veintena que elevará a la FIFA, que tendrá la última palabra. La voluntad de la RFEF es lograr permiso para que pueda contar con 12 sedes frente a las 9 inicialmente previstas y así dar cabida a todos los estadios que han cumplido con los requisitos exigidos. Entre los estadios que tienen los trabajos más avanzados, Anoeta estaría lista para acoger el Mundial en cuestión de meses, factor que ha jugado a su favor.

Por esa razón, la candidatura guipuzcoana continúa a la espera con los deberes hechos, con tanto optimismo como cautela, como avanzó ya el pasado martes NOTICIAS DE GIPUZKOA. El paso de los meses, con la confirmación de la Real que por sus propias necesidades acometerá la ampliación de Anoeta por encima del mínimo mundialista de 40.000 localidades, han hecho crecer las opciones de Donostia y el estadio de Amara, que hace tres años ya fue la sede de la final de la Champions femenina.

Anoeta es un estadio que, con el plan de incrementar su capacidad en casi 2.000 espectadores en los próximos meses, cumplirá con los requisitos FIFA, mientras que la ciudad también alcanza, aunque no de manera sobrada, los requisitos hoteleros, de aparcamiento, conexiones, etc., para acoger partidos de la fase de grupos.

Conviene recordar además que la obra principal en el estadio, la modificación del anillo superior para albergar casi 2.000 asientos más, no es tan compleja como la remodelación terminada en 2019, por lo que precisaría de un tiempo de ejecución reducido. Así lo vieron los representantes de la candidatura y de la FIFA realizaron a Donostia a finales de mayo en el marco de la gira por todas las posibles sedes.






9

📸 Una delegación de la FIFA y el Mundial 2030 visita Anoeta y Donostia
R.S.

Reunión en Marruecos

Representantes de las tres federaciones se han reunido este viernes en Agadir (Marruecos) para terminar de perfilar el reparto de sedes. El mayor problema lo tiene la RFEF, toda vez que Portugal solo tiene tres estadios que cumplen con los mínimos (los del Sporting de Lisboa, Benfica y Oporto) y el reino alauí, con seis plazas (Casablanca, Agadir, Marrakech, Rabat, Tánger y Fez), pelea acoger la final en un gran estadio de nueva construcción para 115.000 espectadores más que el número de sedes.

La RFEF quería llegar a la cita del viernes con todo lo referente a las sedes de suelo español resuelto. La reunión entre los representantes de la RFEF y el Consejo Superior de Deportes (CSD) dependiente del Ministerio de Cultura debía alumbrar las 11 sedes definitivas. Algo sacó en claro, como incluir Anoeta en la propuesta, pero no terminó de cerrar el expediente en esa cita de casi cuatro horas.

Junto a Anoeta, Camp Nou (Barcelona), RCDE Stadium (Barcelona), Metropolitano (Madrid), Santiago Bernabéu (Madrid), San Mamés (Bilbao), La Cartuja (Sevilla), La Romareda (Zaragoza), La Rosaleda (Málaga), Gran Canaria y Riazor (A Coruña) fueron las elegidas en primera instancia. Entonces, si ya hay once sedes para otros tantos huecos, ¿qué ocurre para no zanjar el asunto?






15

Los 15 estadios que optan a ser sedes del Mundial 2030
N.G.

La gran amenaza, Valencia

La gran incógnita por la que la RFEF no da carpetazo al asunto es Mestalla y, en menor medida, Vigo. La Federación española, inmersa también en una incertidumbre institucional, tiene entre ceja y ceja que Valencia, bien comunicada con Madrid a través del AVE y tercera ciudad del Estado, sea sede del Mundial 2030.

La realidad, sin embargo, es tozuda: en el último año los avances del nuevo campo son casi inexistentes. Este mismo viernes, la política local ha celebrado un pleno que podía ser la última opción para Mestalla. Sin acuerdo político, el comité organizador del Mundial ha comunicado a la ciudad del Turia que quedaba fuera de la carrera.

Nou Mestalla Valencia CF


Había tiempo para otro giro de guion: el club, cuya firma en el denominado Stadium Agreement es necesaria para que Valencia entre en la carrera de manera oficial, ha enviado un correo electrónico en el que muestra su voluntad afirmativa. Hasta la fecha, la presidenta valencianista, Lay Hoon, se ha negado a estampar la rúbrica si no logra garantías definitivas sobre la licencia de obras como las fichas urbanísticas. Las prisas del Ayuntamiento y la Generalitat no son las de la propiedad del club, que el 3 de agosto se libera a Peter Lim de los incumplimientos que tiene acuerdos anteriores. Las obras del nuevo estadio están paradas desde 2009.

Al mismo tiempo, el Concello de Vigo, con su alcalde, Abel Caballero al frente, ha intentado que Vigo no quedara descartada de la carrera, habida cuenta de que cerca de Balaídos, que está a punto de acabar una reforma que no cumple con los requisitos FIFA, se hallan los estadios de Porto y A Coruña, que planea construir un tercer anillo e incrementar su capacidad de los 32.000 a los 48.000 asientos.

La diplomacia entra en acción

Las presiones políticas también han ayudado a la resurrección de otras sedes, como es el caso de Las Palmas de Gran Canaria, cuyo Cabildo ya ha aprobado un gasto plurianual de 101 millones para reformar el estadio. Con toda la renovación por hacer, ha peleado por que la insularidad fuera un factor que jugara a favor y que la organización no se olvidara de las islas. En este sentido, el presidente de la federación regional, José Juan Arencibia, ha llegado a agradecer “la inestimable ayuda de Ángel Víctor Torres desde que era presidente de Canarias y ahora como ministro para reforzar en Madrid todo el trabajo que se ha hecho en la Isla”.

Otras plazas como Zaragoza y Málaga han aprovechado la tesitura del Mundial para construir en torno a él consensos para avanzar en la reforma o la redacción de proyectos nuevos para La Romareda (las obras arrancan en semanas) y La Rosaleda (cuyo alto coste, 260 millones, pesaría a la hora de atar la financiación), algo que no han podido hacer ni en Gijón con El Molinón ni en Murcia con el estadio Enrique Roca, los dos primeros de los 15 aspirantes que han caído.

De 9 a 12 sedes

Si España consiguiera su pretensión de que la FIFA aceptara 12 sedes, como avanzó el CSD el jueves, solo debería descartar una, un descarte que podría realizar la propia evolución de los hechos: o Vigo o Valencia si no acelera con el Nuevo Mestalla. Este viernes el CSD ha asegurado a la agencia Efe que cuenta con la conformidad de la Fifa si Portugal y, sobre todo, Marruecos también están de acuerdo.

A ojos de la FIFA, Anoeta parte con ventaja puesto que los trabajos están hechos, mientras que en contra pueden jugar la cercanía de Bilbao y los intereses políticos de una Federación con un proceso electoral en ciernes. Más aún, hay quien teme que la FIFA decida retirar a España del Mundial después de que el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAD) haya propuesto inhabilitar al actual mandamás federativo, Pedro Rocha, por seis años.

Resueltas las decisiones de Agadir, las tres federaciones disponen de cuatro semanas antes de enviar el Bid Book de la candidatura (el documento maestro sobre el Mundial 2030) a la FIFA antes del 31 de julio. A partir de ahí será la Federación Internacional la que resuelva hasta que en su congreso de final de año conceda de manera definitiva la organización del Mundial a España, Portugal y Marruecos, y que arrancará con tres partidos en Sudamérica como homenaje al primer Campeonato del Mundo, en 1930.

source

About The Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *