Insiste Imanol Alguacil a la hora de asegurar que las victorias proporcionan energía para el siguiente partido, en una circunstancia que ha venido a quedar demostrada esta última semana. La Real Sociedad ganó el sábado por la noche al Athletic en Anoeta, y menos de 72 horas después repetía triunfo en Salzburgo con solo dos cambios en la alineación, uno de ellos obligado. Está bien el conjunto txuri-urdin, cada vez mejor, y aún así parece recibir con los brazos abiertos el parón internacional que espera este domingo tras la visita al Metropolitano. Merino, Kubo, Barrenetxea… Las piernas de algunos futbolistas se empiezan a resentir. Aunque el duelo con el Atlético de Madrid merece un último esfuerzo.


Las estadísticas pintan negro el panorama, porque el equipo no gana en el campo de los colchoneros desde marzo de 2013, hace más de diez años. A su estadística desde entonces, ocho derrotas y dos empates en Calderón o Metropolitano, se le suma además la muy buena racha local de los de Diego Simeone, que acumulan trece victorias consecutivas ante su público: el último encuentro que no ganaron como anfitriones data del pasado 4 de febrero, cuando empataron a un gol contra el Getafe. Pero pese a todo ello, la trayectoria txuri-urdin debe invitar al optimismo.

Estamos hablando de una Real que ha sumado cinco victorias, cuatro empates y una derrota en sus diez encuentros de la presente temporada. Estamos hablando de una Real que ha competido con plenas garantías ante adversarios de Liga de Campeones como Real Madrid, Inter o Red Bull Salzburgo. Y estamos hablando, sobre todo, de una Real que, independientemente del nivel ofrecido, más bueno que malo, siempre se ha mantenido viva en los partidos, algo que no tiene por qué perderse contra el cuarto rival Champions del curso, el propio Atlético.

Dos ausencias

La Real viajó este sábado a la capital de España con las única bajas de Tierney y Cho, toda vez que Imanol se decidió a incluir en la lista a Álvaro Odriozola. La presencia del donostiarra en la convocatoria y la baja del extremo galo por lesión (rotura en el isquio derecho) implican las grandes novedades respecto al desplazamiento a Austria, una referencia que apunta a generar continuidad en todos los sentidos: en el grueso de la citación y también en el once. Mediando cinco días de reposo entre partido y partido, y significando el duelo del Metropolitano el último episodio previo al parón, no resultaría de extrañar que el técnico repitiera la alineación del martes, siempre y cuando las típicas cargas de algunos futbolistas no supongan un riesgo.

Peor están las cosas, en materia física, en el adversario txuri-urdin. Simeone no puede contar este domingo con hasta siete futbolistas lesionados: Soyuncu, Giménez, Reinildo, Barrios, Lemar, Depay y un Correa que se suma contra la Real a la lista de bajas. Mientras, vuelve Stefan Savic respecto al duelo europeo del miércoles contra el Feyenoord. La incorporación del montenegrino le vendrá bien a una defensa frágil últimamente, cuyas prestaciones está compensando un ataque siempre peligroso. La dupla Morata-Griezmann impone respeto.

source

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *