El conjunto donostiarra, que afrontaba el encuentro dispuesto a deshacerse del ‘cerocerismo’ (acumulaban tres partidos consecutivos sin marcar ni recibir), fue incapaz de ver portería por cuarta vez seguida.

Jugar contra el París Saint-Germain después de encadenar cuatro envites sin anotar no es la mejor carta de presentación para hacer frente a una eliminatoria de tales magnitudes. La Real Sociedad empató sin goles contra el Rayo Vallecano e hizo lo mismo tanto en el campo del Girona como en la visita copera al Mallorca. El objetivo para el duelo de este sábado, por tanto, era poner fin a esa sequía y volver a la senda del triunfo ante un Osasuna siempre férreo y combativo.

Publicidad

Los de Imanol Alguacil empezaron bien, como si nada ocurriera, dispuestos a convertir esa energía en el 1-0. Arsen Zakharyan, de hecho, tardó muy poco en evidenciar que le sobra talento. Su fantástica jugada individual, con el colmillo lo suficientemente afilado para esquivar la marca de Aimar Oroz, acabó con un potente golpeo que -por escasos centímetros- no encontró portería. En otra jugada posterior, el ruso se consagró como el más activo antes del descanso.

Las estadísticas del Real Sociedad-Osasuna
Las estadísticas del Real Sociedad-OsasunaOpta by Stats Perform

El cuadro navarro tardó algo más en dar esos pasos hacia adelante, aunque creció de forma paulatina. Un intento de Rubén Peña desde la frontal activó al resto e incluso hubo un -casi- penalti en el área de Álex Remiro. El dominio local se había desvanecido con un par de arreones, aunque la última ocasión del primer acto tuvo como protagonista a Take Kubo, cuyo remate desvió Sergio Herrera mediante una buena estirada.

Sin gol no hay paraíso

En el inicio de la segunda mitad, Ante Budimir saltó más que nadie en un córner y puso por delante a los suyos. El croata, que ya suma once chicharros en la presente edición de LaLiga EA Sports, hizo bueno el centro de Jon Moncayola gracias a un subime testarazo. Los nervios se instalaron en las gradas del Reale Arena, conscientes de que los cinco primeros clasificados están a un gran nivel y tanto Real Betis como Valencia aprietan de lo lindo por la sexta plaza.

El plantel local reaccionó con inmediatez, aunque el entrenador nacido en Orio no esperó demasiado para hacer cambios. Recién superada la hora de juego, triple modificación (entraron Umar Sadiq, Ander Barrenetxea y Brais Méndez). No mucho después, en el minuto 72, hizo los dos restantes -Hamari Traoré y Jon Ander Olasagasti fueron los siguientes-. Aunque la entidad donostiarra estaba lejos de la brillantez habitual, al menos consiguió algo de frescura.

Las valoraciones de los jugadores.
Las valoraciones de los jugadores.Flashscore

Kubo se erigió como el principal hombre a tener en cuenta durante los compases finales. En sus botas estuvo la igualada más de una vez, pero definió sin apenas fuerza en la más clara que tuvo. El japonés, sin embargo, tampoco tenía su habitual chispa. Faltaba algo, en general. Y así es casi imposible derrocar el sólido muro pamplonica, que aguantó las acometidas deunos jugadores que muestran ciertos síntomas de cansancia y desesperación

About The Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *