La Champions League ya está de regreso. Tres semanas después de la victoria de la Real Sociedad en Anoeta contra el Benfica (3-1), el máximo torneo europeo volverá a vestir de gala el estadio txuri-urdin este miércoles (21.00 horas) frente al Red Bull Salzburgo. Razones económicas, de coeficientes y de prestigio convierten en muy relevante conseguir una nueva victoria en la Champions. Y además cabe subrayar que sumar los tres puntos allanaría el camino hacia el liderato del grupo, el actual objetivo de la Real en Europa.


La clasificación para los octavos de final ya se encuentra matemáticamente asegurada. Y también está garantizado que el equipo que venza el Inter-Real de la última jornada concluirá la liguilla como líder. Así, de lo que se trata en esta quinta y penúltima fecha es de dilucidar a qué escuadra le servirá el empate en el Giuseppe Meazza, si a los guipuzcoanos o a los italianos. La Real va de mano. Tiene diez puntos, como el Inter, pero su diferencia de tantos es de +5, por el +3 de los de Simone Inzaghi. A partir de todo ello, emergen motivaciones adicionales para hacer del encuentro de este miércoles una cita de las grandes.

1- Prestigio y honor

“Jugamos un partido oficial, con la camiseta de la Real Sociedad y delante de nuestra afición. Claro que nos jugamos mucho”. Así se refirió el domingo Imanol Alguacil al duelo de este miércoles contra el Red Bull Salzburgo, apelando a cuestiones de prestigio y de honor por encima del resto de circunstancias. Lo cierto es que el cuadro txuri-urdin está ofreciendo una fantástica imagen durante la fase de grupos, y tampoco se trata de empañarla en los dos partidos que restan, principalmente en este próximo, más alejado del glamour que sí tendrá la posterior visita a Milán.

Cabe subrayar, además, que la Real no suele prodigarse mucho en una Champions que solo ha visitado en tres ocasiones con su actual formato, experiencias separadas por décadas. Se dieron en 2003 y en 2013, y se da ahora en 2023 con el ánimo de repetir cuanto antes. Sin embargo, toca también disfrutar de un momento que nunca se sabe cuándo volverá a producirse. Los jugadores sobre el campo, la afición desde la grada y el club en todos sus estamentos deberán vivir la noche de este miércoles como lo que es, una cita en la mejor competición de clubes del mundo. No se anuncian lluvias para el duelo, ni siquiera temperaturas muy frías (mínimas de en torno a nueve grados).

2- Un mejor sorteo

La Real estará el próximo lunes 18 de diciembre en el sorteo de los octavos de final de la Champions. Y, a día de hoy, el panorama de los bombos se anuncia muy distinto en función de si los txuri-urdin concluyen su grupo como líderes o como segundos. Restan dos jornadas y el escenario puede cambiar aún, mucho además, en función de los resultados que se vayan produciendo. Sin embargo, y para que el lector se haga una idea, estos serían ahora mismo los posibles adversarios del equipo blanquiazul si este acabara primero: Copenhague, PSV Eindhoven, Nápoles, Lazio, Paris Saint-Gérmain, RB Leipzig y Oporto.

El cuadro francés resultaría el coco a evitar. Mientras, el resto de equipos, con varios viejos conocidos de la Real, supondrían durísimas piedras de toque, pero siempre dentro de una dificultad más asumible en general que la de la otra vía. Esta sería recorrida por los de Imanol en caso de verse relegados a la segunda plaza del grupo, y dibujaría actualmente un contexto con solo cuatro posibles contrincantes: Bayern, Arsenal, Manchester City y Dortmund. Cabe recordar que los enfrentamientos entre clubes de una misma liga están vetados en octavos, y que Madrid, Barça y Atlético lideran actualmente sus grupos.

3- Premio económico

El fútbol es un juego que trasciende lo meramente deportivo y que va mucho más allá, afectando de forma directa a lo social y a los sentimientos de nutridas masas de seguidores. Precisamente por ello, se antoja frívolo acudir a los premios económicos de la Champions como aliciente principal de un partido, pero el negocio es el negocio y hace tiempo ya que mejorar las cuentas de un club resulta tan importante o más que meter la pelotita dentro de la portería. Aquí la Real ya va ganando, porque sus resultados (tres victorias y un empate) y el pase a octavos de final le han reportado ingresar 34,57 millones de euros. Y la cantidad puede aumentar desde mañana mismo.

Recordemos cómo funcionan las cosas. Cada partido ganado en la Champions significa 2,8 kilos frescos para las arcas de la entidad. Y cada empate, mientras, otorga 930.000 euros. Tales números pueden aplicarse al partido de este miércoles contra el Red Bull Salzburgo, pero no queda ahí la cosa. Mirando a lo mencionado en el punto anterior respecto a los efectos de un triunfo en la posibilidad de ser líderes de grupo, ese enfrentamiento más halagüeño en los octavos de final contribuiría a alimentar las opciones de pasar luego a los cuartos, un logro tasado ya en 10,6 millones de euros. 

4- Coeficiente UEFA

La Real ha enlazado ya cuatro participaciones consecutivas en Europa, y actualmente busca una quinta en la próxima campaña 2024-25. Con miras a concursos futuros en los torneos continentales, y por mucho que el sistema de competición de estos vaya a experimentar cambios, siempre resultará recomendable encararlos con el mejor coeficiente UEFA posible, de cara a obtener mejores emparejamientos y sorteos más positivos. En este sentido, el guarismo txuri-urdin ya ha experimentado este curso un notable crecimiento, de los 31.000 puntos que lucía el club en agosto a los 42.000 actuales. Sin embargo, existen aún margen y partidos para que la cifra siga aumentando.

Al equipo blanquiazul ya le cayeron 4.000 puntos únicamente por participar en la fase de grupos. A partir de ahí, ha sumado 2.000 más por cada triunfo (un total de tres victorias) y 1.000 por el empate contra el Inter. Todo ello ha derivado en el mencionado guarismo general de 42.000, un número interesante y que acerca a la Real a protagonizar un salto de calidad en los sorteos, al menos en los relativos al sistema de competición que expira este mismo curso. Con esos 42.000 puntos, en la Champions puedes optar con ciertas garantías al bombo 3, y en la Europa League a ser cabeza de serie.

5- ¿Y si el quinto va a la Champions?

La Liga española ya ha consumido catorce jornadas y la Real se encuentra bien situada en la clasificación, transcurrido más de un tercio del campeonato. ¿En qué se traduciría la actual posición txuri-urdin al final del torneo? No se sabe aún, porque la actual temporada presenta una peculiar novedad. Existen dos plazas extra para la Champions 2024-25 que no se han asignado todavía, optando a una de ellas la propia Liga española. Si la consiguiera, su quinto clasificado también acudiría al máximo torneo europeo, corriendo un puesto hacia abajo el resto de billetes (de Europa League y Conference). Los txuri-urdin pueden poner su granito de arena para que así suceda ganando partidos como el de mañana contra el Red Bull Salzburgo.

Dichas dos plazas serán, al final de la presente campaña, para las dos federaciones cuyos clubes hayan obtenido mejores resultados en los torneos continentales del actual curso. Existe un ranking a tales efectos, y ahora mismo la Liga española es sexta, en la cola de un pelotón que integran (por este orden) las potentes Bundesliga, Serie A y Premier. Los campeonatos más importantes van dando caza ya a las fugadas ligas turca y belga, que se escaparon en verano con sus buenas prestaciones en las previas.

source

About The Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *