La Real Sociedad ha anunciado que el Aviron Bayonnais vuelve a ser club convenido para las próximas cinco temporadas. El equipo de Baiona, tras terminar su relación institucional con el Athletic, firma un nuevo acuerdo con los donostiarras. El Aviron ya fue convenido de la Real durante una década hasta 2008.

Tiene trampa

Se trata de una buena noticia, ya que de esta manera el conjunto realista podrá trabajar de mejor manera en la formación y educación de los jóvenes de Baiona y sus alrededores. A pesar de ello, hay un asterisco: la Real se queda con el Aviron, pero el Athletic le arrebata al Croises Bayonne, considerado el club que mejor trabaja las categorías inferiores de Iparralde, y al JA Biarritz. Un claro caso de que no cesa la guerra de canteras entre guipuzcoanos y vizcainos.

Para convencer a los jugadores y que el tráfico entre ambos clubes sea mucho más fluido y sencillo, la Real cuenta con una ventaja respecto al Athletic debido a que legislación francesa permite que un club extranjero incorpore menores de 16 años si el centro de entrenamiento se encuentra a menos de 50 kilómetros de la frontera. Además de si el futbolista vive a no más de 50 kilómetros de esa frontera. Zubieta cumple esa condición; Lezama, en cambio, no. Eso sí, el chaval tiene que seguir conviviendo con sus padres y las dos federaciones tienen que dar el OK a la operación.

Era del Athletic

En 2008, cuando el club de Lapurdi era convenido de la Real, el Athletic, presidido en aquel entonces por García Macua, se metió de por medio con el objetivo de entrar en Iparralde para retener y controlar a futuras promesas. Desde entonces, ningún jugador formado en dicho territorio ha debutado con el primer equipo bilbaino.

Aviron Bayonnais

El histórico club de rugby lapurtarra, fundado en 1906, con una estructura con 38 equipos y más de 430 jóvenes en su cantera, pasa a formar parte de la familia realista. Gracias a esta unión, el club txuri-urdin consolida su presencia en una zona tan importante como lo es Iparralde


source

About The Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *