El RCD Mallorca volará este lunes desde las Islas Baleares hasta Gipuzkoa para quedar concentrado en Donostia la víspera del choque contra la Real Sociedad. La expedición mallorquina partirá a primera hora de la tarde desde Son Moix y llegará a la capital guipuzcoana poco antes de cenar.

Una de las novedades es que el club bermellón aterrizará en Hondarribia. Lo hará a bordo de un Boeing 737-809 que cuenta con una capacidad para más de un centenar largo de pasajeros. En función de la disposición, su puede dar cabida a hasta 186 pasajeros.

Tras salir de Son Moix poco antes de las 16:00 horas, el rival de los realistas se desplazará al aeropuerto de Son Sant Joan, un trayecto de apenas 20 minutos. Cumplidos los trámites necesarios para el vuelo, se espera que el chárter de la compañía AlbaStar, fundada en la capital balear a iniciativa de empresarios ingleses e italianos.

Se espera que el vuelo tome tierra en Hondarribia al filo de las 19:20 horas. El conjunto que entrena Javier Aguirre se desplazará entonces hasta su hotel de concentración en Donostia, donde velará armas hasta la hora del partido, este miércoles a las 21:30 horas.

Regreso a Palma

La de este martes será la segunda comparecencia del Mallorca en tierras vascas en apenas cuatro días. Pese al escaso lapso de tiempo, el club bermellón optó por regresar a la isla tras su empate contra el Alavés.

Cabía la opción de que la expedición balear descansara en Vitoria y preparara tanto en las instalaciones del Alavés como en Zubieta el duelo del martes en Anoeta, como acostumbran algunos equipos que se ven en esta tesitura.

La Real lo ha hecho en dos ocasiones esta temporada. La fortuna del sorteo le emparejó en cuartos con el Celta días después del partido de Liga en Balaídos, por lo que Imanol optó por ampliar la convocatoria y dejar a la expedición en tierras pontevedresas gracias a la acogida del club gallego y su ciudad deportiva en lugar de volar de vuelta a casa y de regreso a Vigo apenas día y medio después.

No fue la única ocasión: apenas dos semanas después, al partido de Montilivi contra el Girona le seguía el encuentro de ida de las semifinales en Mallorca. La Real volvió a repetir la jugada de Vigo: vuelo a Palma de Mallorca y preparar el choque en la ciudad deportiva Antonio Asensio.

source

About The Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *