El equipo A revierte la tendencia negativa

0

La Real venció su primer amistoso de la pretemporada ante un buen Bayer y revirtió la tendencia negativa que le acechaba tanto en el campo como en los despachos. Tuvo que comparecer la guardia pretoriana de Imanol para ordenar un poco las cosas que andaban revueltas y recordarnos que el futuro está asegurado pase lo que pase en el mercado. En el primer día en casa en Anoeta y ante más de 17.000 espectadores, Brais trató de asumir el irremplazable huego dejado por el mago Silva. El gallego parece querer arrancar con la misma fuerza que la temporada pasada y fue quien dejó más detalles de calidad, con el golazo incluido. A destacar también los detalles de un Sadiq que promete recuperar todas las alegrías que nos robó su infortunio. Por lo demás y en resumen, aunque siempre sea bonito y atractivo ver jugar a la Real, el duelo se disputó a un ritmo estival, lo que provocó que la sensación fuera bastante aburrida en un supuesto espectáculo absolutamente prescindible en una tarde de sábado de julio. 

Todos los veranos se repite la misma historia. Sobre todo desde que se repite la pésima historia de retransmitir por televisión los partidos de pretemporada. No merece la pena. Y seguro que Imanol se apunta de manera incondicional a esta teoría. Los amistosos estivales pocas veces son lo que parecen. No porque haya que jugar al engaño ante el rival, como durante la competición oficial, sino porque carecemos de las cargas de trabajo que acumulan los jugadores antes de competir, por lo que carecemos de su auténtico potencial para afrontar un duelo ante todo un gigante teutón como el que pilota Xabi Alonso.  

Es época de ilusionarse con más intangibles y sueños inalcanzables que realidades. El caso es que a falta de fichajes y cuando algunos se aferran a teorías de que la solución de todo es la cantera mientras el presidente reincide en su contraproducente sueño de que hay que aspirar a la Liga, la mejor idea para erradicar este tipo de exageradas preocupaciones es organizar un duelo en casa con una leyenda txuri-urdin en el banquillo adversario una calurosa tarde vacacional de julio. Tras las dos derrotas ante Osasuna y Sporting de Portugal, el técnico oriotarra recurrió a un once reconocible en el que la base estaba formada por el famoso pasillo de seguridad que decía Luis Aragonés. Su continuidad sí que es la fórmula perfecta para ambicionar con seguir siendo grandes y codearse con los mejores. Los buenos son los que deciden quedarse para intentar hacer más grande aún al club. El fútbol cada vez tiene menos memoria, lo que se traduce en que un futbolista es tan bueno como ha jugado el último partido. Y en esta tesitura de impaciencia absoluta, el Santo Grial de la Real lo siguen constituyendo los Remiro, Zubeldia, Le Normand, Zubimendi, Merino, Brais y Oyarzabal. Imanol dio entrada en el lateral derecho a su única incorporación, Traoré. Además de Cho, que tiene que confirmar las elevadas expectativas que mostró en primer curso, y de Sadiq, quien ayer disputo su segundo duelo con la txuri-urdin después de su triunfal estreno ante el Atlético previo a su grave lesión. El nigeriano es por ahora y a falta de refuerzos y de la confirmación de su recuperación definitiva, la esperada y prometedora esperanza para dar un paso más en la evolución del proyecto.



50

Las mejores fotos del Real Sociedad-Bayer Leverkusen
Ruben Plaza

Que quede claro que para disputar bolos veraniegos a los que no se le dan ninguna trascendencia, debería ser de obligado cumplimiento organizar uno cada año en Anoeta porque si algo quedó claro ayer es que la afición no aguanta más sin ver al equipo a pesar de que no se pueda decir, sino más bien todo lo contrario, el mercado no esté siendo el más ilusionante de los últimos años. 

El partido no arrancó bien para los realistas ya que antes de cumplirse el primer minuto el Bayer ya se había adelantado gracias a un gol de Frimpong que fue anulado, de manera equivocada, por el linier.  

Imanol dispuso un claro 4-3-3 con los citados internacionales y la verdad es que su ritmo lento y tedioso, sin apenas profundidad apenas inquietó a un contundente bloque teutón que siempre pareció más fuerte y más avanzado en su preparación que los realistas. Sadiq, que dejó buenos detalles como un sutil caño en el centro del campo, se encontró con una buena parada del meta visitante tras un buen servicio de Brais. Un animoso Cho también buscó palos pero no superó a un seguro Hradecky.  

Pero el Bayer parecía superior y obligó a Remiro a lucirse en dos ocasiones a disparos de Grimaldo, de falta directa, y de Puerta, quien había robado la pelota a Zubimendi. Boniface no culminó un gran pase vertical que puso en evidencia a los centrales realistas antes de llegará el gol realista en una jugada puntual, alejada de lo que era el transcurso de la contienda. Sola, que acababa de entrar, sacó de banda a Sadiq y este, en una brillante maniobra, dejo atrás a su marcador para centrar atrás y que Brais definiera a romper colocando el esférico en la escuadra. El gallego parece volver a su inmaculada versión de la primera parte de la pasada temporada 

Tras la reanudación se inició el esperado y habitual baile de sustituciones, con pruebas incluidas como Rico de central zurdo. Enfrente Xabi Alonso optó por dar continuidad a sus titulares en la mejor demostración de lo serio que se tomaba el ensayo. 

La Real seguía dominando la posesión, sin la más mínima profundidad, y el Bayer se protegía para intentar matar a la contra. Lo cierto es que, aunque por momentos los banquiazules pareciesen presa fácil, apenas cometieron errores en la salida de balón y los de Leverkusen tampoco demostraban demasiada claridad de ideas en los metros finales para poder hacer daño a Marrero. Imanol probó cosas distintas como Rico de central zurdo y volvió a dar minutos a Jon Martín a sus 17 años y en sustitución de un aclamado Zubeldia. 

Tras varios amagos estériles de los visitantes, Olasagasti estuvo cerca de marcar tras un buen pase de Carlos. Kubo le dio algo de chispa al choque en la banda y Olasagasti volvió a confirmar que es un futbolista muy fiable aunque se equivocara al tratar de dejar la pelota al andaluz en un centro con compás de Pablo Marín. Los teutones también perdieron mucho potencial cuando Xabi Alonso comenzó a dar entrada a reservas. 

Ahora llega la gira americana que, confiemos, no altere en demasía la planificación txuri-urdin ya que el comienzo de la competición aparece a la vuelta de la esquina y los blanquiazules se encuentran muy lejos de su versión óptima para afrontar la Liga. Ayer al menos ganaron. Y Anoeta ante su gente. Algo que nunca viene mal para ir creciendo…

FICHA

Real Sociedad: A. Remiro (Marrero, min. 46), Traoré (A. Sola, min. 41), Zubeldia (Martín, min. 74), Le Normand (Rico, min. 46), Aihen (Pacheco, min. 62), Zubimendi (G. de Zárate, min. 46), Merino (Turrientes, min. 41) (Olasagasti, min. 62), Cho (Barrene, min. 62), Brais Méndez (Marín, min. 62), Oyarzabal (cap.) (Take, min. 62) y Sadiq (Carlos Fdez., min. 46). 

Bayer 04 Leverkusen: Hradecky (cap.), Frimpong, Kossounou, Tapsoba, Grimaldo, Xhaka, Puerta, Hofmann, Adli, Boniface y Wirtz. También han jugado Palacios, Amiri, Arhur, Mbamba, Hlozek, Mounamay, Münz, Marsenic, Fosu Mensah y Aourir. 

Gol: 1-0: Brais Méndez, min. 42 

Árbitro: Galech Apezteguía. Ha amonestado a los visitantes Puerta y Marsenic. 

Asistencia: 17.143 espectadores.

source

About The Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *