El Inter de Milán estará acompañado en su visita a la Real por alrededor de 800 seguidores. Al club italiano le correspondían cerca de 2.000 entradas (el 5% de la capacidad de Anoeta), pero ha devuelto más de 1.000 al club txuri-urdin.

Ni la Real ni la Ertzaintza esperan la llegada de aficionados ultras a Donostia, tal y como han indicado a este periódico, aunque la Policía vasca sí reconoce que pondrá en marcha durante la jornada del miércoles “un dispositivo de seguridad reforzado con motivo del evento de Champions por la ciudad y en las inmediaciones del estadio Reale Arena”. Para ello contará con la “colaboración” de una delegación de la Policía italiana que se desplazará a la capital guipuzcoana. La Real sí especifica que, de los alrededor de 800 seguidores, 200 de ellos son los denominados tifosi, es decir, muy fanáticos de su equipo, en este caso el Inter.

Por otro lado, la Guardia Municipal de Donostia ha pedido a los bares situados en las plazas de Ferrerías y Armerías (ambas en las inmediaciones de Anoeta) que retiren sus terrazas a partir de las 16.00 horas, una medida que ya se ha tomado en anteriores encuentros de la Real.

Los aficionados del Inter comenzarán a llegar a lo largo de la tarde del martes a Donostia, aunque algunos de ellos llegarán el mismo miércoles, día del encuentro que comienza a las 21.00 horas.

source

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *