Alex Remiro ha sido el elegido por el club para comparecer ante los medios en la sala de prensa de Da Luz. El meta, que atraviesa por el mejor momento de su carrera y que se ha erigido en uno de los grandes referentes del equipo esta temporada, confía en mantener los buenos números defensivos que está acreditando el equipo en las últimas semanas

Los realistas se sienten optimistas y son conscientes de la oportunidad que tienen: “Todos los partidos son importantes, siempre el siguiente más. Queremos dar la cara, mostrar nuestra mejor versión y veremos a ver qué tal nos sale la cosa”. 

Los realistas piensan que el Benfica todavía no se quedará fuera pase lo que pase: “Creo que queda mucho para eso. Es un partido muy importante, pero quedan muchos puntos por jugar. El grupo puede dar vueltas. El Benfica es un gran equipo. Nosotros queríamos demostrar todo lo que estamos haciendo. Si ganamos, se nos pondrá todo de cara”. 

El sábado se metió a la afición en el bolsillo con una actuación estelar ante el Mallorca: “Por número de paradas, hice más en el Bernabeu, pero no ganamos, no sabe igual. Puede ser el mejor, es el último, me deja buenas sensaciones para mañana”. 

Remiro siente que el vestuario se encuentra fuerte: “A los compañeros les veo bien, motivados, contentos, con ganas de jugar otro gran partido, de mostrar nuestro juego, como en la primera parte en Salzburgo. El equipo está muy motivado, con mucha ilusión de dar una alegría a esa afición que se va a desplazar”. 

Aunque son cuatro puntos de diferencia, los realistas no creen que su rival tenga más presión: “A ver, igual ellos tienen algo más de presión, pero no lo creo, tienen experiencia, nivel, juegan en casa y tienen ganas de ganarnos a nosotros, que estamos haciendo un gran fútbol. Ya veremos cómo va el encuentro, a veces tendremos que tener el balón, otras juntarnos… Nosotros vamos a intentar seguir haciendo lo de siempre: ser fuertes en los duelos, apretar y acertar”. 

El juego ofensivo benfiquista es de los que puede dejar huella: “Sus hombres de arriba tiene mucha calidad y no ayudan tanto en la defensa. Puede ser importante en las transiciones. Es importante que jueguen en casa. Ser fuertes y que la gente de arriba esté inspirada que seguro que lo va a estar, y ya veremos”. 

La posibilidad de que juegue Di María no les condiciona demasiado: “Di María es muy vertical y ofensivo. Sus jugadores de arriba son muy buenos y hábiles para generar peligro. Estamos capacitados para enfrentarnos a ellos. Normalmente controlamos este tipo de acciones”. 

El masivo desplazamiento de la afición les responsabiliza y les da alas: “Un poco las dos cosas, responsabilidad por los años que estamos haciendo y por la cantidad de gente que se identifica con el juego, y es especial venir a estos partidos para que la afición se sienta orgullosa del equipo después de todo lo que les hemos dado».

source

About The Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *