El entrenador de la Real Sociedad entre los años 2015 y 2018, Eusebio Sacristán (La Seca, Valladolid, 13 de abril de 1964), acaba de inaugurar una exposición en Valladolid en la que muestra todos los recuerdos de una prolífica carrera deportiva. Ganó la Copa de Europa en 1992 con el Dream Team de Johan Cruyff, antes debutó en 1986 con la selección absoluta a una edad de sub’21 y es uno de los jugadores de campo con más partidos en Primera División (543) tras su retirada en 2022 en el Real Valladolid, el club que le formó y lanzó. Todos ellos forman parte de la exposición Sueños detrás de un balón.

Son algunos de los hitos de la trayectoria de un futbolista que durante dieciocho años ha permanecido en la élite como jugador, a la que ha sumado más de 350 partidos como entrenador del Celta de Vigo, Barça B, Real Sociedad y Girona, como recuerda la muestra inaugurada este martes en Valladolid.

Numerosos recuerdos, expuestos en el Teatro Zorrilla hasta el 18 de agosto, testimonian una trayectoria que inició en el Real Valladolid, con el que ganó la Copa de la Liga (1984) hace cuarenta años, y que prosiguió en el Atlético de Madrid, FC Barcelona y Celta de Vigo antes de regresar al Real Valladolid.

Esa Copa de la Liga, las botas y la camiseta con las que se retiró son algunos de los objetos que se pueden ver en esta exposición clon la que la Fundación Eusebio Sacristán cierra los actos conmemorativos de su vigésimo aniversario como entidad al servicio, a través de deporte, de los más desfavorecidos.

El primer título de Eusebio

Cuando se acaban de cumplir 40 años del logro de la Copa de la Liga, el único título del Real Valladolid y primero en el palmarés de Eusebio en su primera temporada como profesional, tanto el trofeo como la fotografía del equipo que la ganó presiden la exposición.

Se pueden ver fotografías, recuerdos y camisetas de sus primeros años como jugador en el club blanquivioleta, pero también de su paso por el Atlético de Madrid, hasta llegar al Dream Team del FC Barcelona, y de su vuelta al Real Valladolid tras dos temporadas en el Celta de Vigo, incluidas las botas con las que jugó el último partido con la camiseta albimorada en el estadio José Zorrilla.

Asimismo se incluyen recuerdos de su etapa como entrenador, y otras curiosidades, como su título de Vecino de Honor de la Ciudad de Valladolid (que sólo tienen Miguel de Cervantes y Santa Teresa de Jesús) y que le concedió el Ayuntamiento en 2002 por su gran trayectoria deportiva.

La Fundación

Supone además un paseo por la historia y las actividades de la Fundación desde su creación, con la que ha pretendido llevar el deporte, el fútbol y el ocio y tiempo libre saludables a todas las personas, con especial atención a la infancia y la madurez más vulnerables.

El presidente de la Diputación de Valladolid, que ha colaborado con esta iniciativa, Conrado Íscar, ha resaltado la gran categoría de Eusebio como futbolista, pero también su sencillez, su humanidad, su compañerismo y su solidaridad.

«Es una fundación que demuestra el poder del deporte como herramienta de transformación social para avanzar en la inclusión de las personas, sobre todo los niños, en situación de vulnerabilidad social», ha apuntado el presidente.


source

About The Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *