Kieran Tierney: “Estoy feliz en la Real y disfruto de cada día, pero no sé qué pasará en verano”

0

Hablemos del derbi. Creo que no guarda un buen recuerdo del de Anoeta…

–Personalmente, no. Me lesioné. Pero, bueno, ganamos 3-0, que era lo realmente importante y el ambiente fue impresionante.

–El Celtic-Rangers es otra historia. Hay mucha tensión. Pero aquí también se vive con mucha pasión, se respira un gran respeto entre ambas hinchadas. Todos se consideran vascos, y eso es algo precioso. Recuerdo incluso que cantaron una canción juntos. Fue muy especial y espero que esta vez también lo sea.

–No, fue la primera lesión muscular de toda mi carrera. Había tenido otras, pero todas ellas fueron por golpes o el tobillo.

Le seguí con la mirada cuando se retiró cruzando todo el campo destrozado y lo increíble fue que cuando por fin llegó a los banquillos Le Normand marcó el 1-0 y no pudo ni celebrarlo…

–Es normal. Estaba hundido. Sabía que era una lesión mala y que estaba a estar entre dos y tres meses sin jugar. No iba a poder realizar mi trabajo por una lesión y eso es muy duro.

Todas las lesiones son inoportunas, pero es que justo estaba alcanzando el nivel esperado.

–Sí, la verdad es que cada vez me encontraba mejor.

También he visto la famosa fotografía de los capitanes de los dos equipos portando una ikurriña en un derbi (Kortabarria e Iribar) cuando estaba prohibida. Incluso tengo una camiseta con la imagen

Kieran Tierney – Lateral izquierdo de la Real

Sadiq comentó que conoció casi antes los nombres de los fisios que de sus propios compañeros.

–Suelo ser bastante positivo. Tomé conciencia y asumí rápido del tiempo que iba a pasar sin jugar y sabía que cuando reapareciera iba a estar perfectamente recuperado. Era importante mantenerse positivo.

Ya le habrán dicho que para los aficionados realistas el partido que hay que ganar es el derbi en casa y el que más nos gusta ganar es el de fuera.

–Sí, lo sé. Sería impresionante ganar en Bilbao.

¿Qué sabe del Athletic?

–Conozco su historia. Que siempre han jugado con jugadores vascos. Es un club histórico. He visto en la televisión que su estadio impresiona, tiene muy buena pinta. También he visto la famosa fotografía de los capitanes de los dos equipos portando una ikurriña en un derbi (Kortabarria e Iribar) cuando estaba prohibida. Incluso tengo una camiseta con la imagen (la busca en el móvil y la enseña). Me la mandó un amigo que es del Athletic. Conozco la historia y sé que es una fotografía y un momento muy icónicos.

¿Y en el vestuario se percibe un gran cambio cuando toca jugar el derbi?

–Bueno, aún no, porque tenemos que enfrentarnos al Málaga antes, pero seguro que la semana que viene lo percibo. Tenemos que ganar. Todos conocemos como son los derbis y están hechos para ganarlos. Aprendí rápido lo importante que son para el club los duelos ante el Athletic.

En la Real ha habido más británicos y ahora es más normal, pero se suele decir que les cuesta adaptarse a otros países…

–No, no conocía la historia de los extranjeros de la Real. Yo puedo decir que cuando me lo propusieron estaba convencido al 100% de que quería venir. Soy consciente de que iba a pasar por momentos duros porque no tengo familia, no puedo estar con mis amigos cuando lo necesito, pero puedo decir que estoy disfrutando de todo. Estoy feliz. No echo de menos mi casa.

Entonces me dice que va todo bien en su aventura en la Real…

–Al 100%. En el fútbol hay momentos en los que no puedes disfrutar tanto por las razones que sean, pero cuando eres feliz tienes que disfrutarlo al máximo. He firmado un año con la Real, estoy feliz, y no sé lo que sucederá después, pero disfruto de cada día.

Zinchenko y Timbre tienen problemas físicos y la prensa inglesa comenta que el Arsenal le quiere de vuelta e incluso que usted no lo vería con malos ojos.

–Ya me han preguntado varias personas si iba a volver al Arsenal ahora y la respuesta es no. Me voy a quedar aquí seguro.

¿Y le gustaría seguir aquí más tiempo?

–La decisión no es mía. Pero yo lo único que puedo decir es que me encanta jugar en la Real. Y estoy disfrutando muchísimo.

Aquí nos encanta comentar que la Premier es mucho mejor campeonato que la liga.

–No lo considero de forma tan contundente. Todo el mundo sabe que la Premier tiene mucho más dinero. Todos los clubes que compiten en ese torneo pueden comprar futbolistas por 30 millones de euros. Esa es la gran diferencia. Pero en lo que se refiere a calidad, no estoy tan de acuerdo, creo que la Liga cuenta con futbolistas extraordinarios.

¿Y el ambiente?

–El ambiente aquí es increíble. En Inglaterra también hay muy buenas atmósferas. No quiero hablar mal de la Premier porque es una gran liga, los fans son geniales… Pero si la gente viera más la Liga se darían cuenta de que es un torneo increíble, y que los seguidores también. Si vas a jugar contra Osasuna, ves a sus hinchas que animan como locos. O en Cádiz. Y cuando jugamos en casa, los seguidores detrás de las porterías no paran de cantar…es genial.

Nació en la Isla de Man, entre Gran Bretaña e Irlanda…

–Si. Es una isla situada en mitad del mar entre Irlanda, Escocia e Inglaterra. Yo soy escocés.

¿Y qué tal es esa isla?

–Mi familia es escocesa y fueron a la Isla por motivos de trabajo para tres años. Pero al año nací yo y al siguiente ya nos mudamos.

¿Y después fueron a Glasgow?

–Nos quedamos en Motherwell. Pero todavía tengo familia en la Isla de Man, y a veces voy de visita. Es un lugar genial.

¿Mejor en verano no?

–Sin duda. Nací en la isla y estoy orgulloso. Es un orgullo poder representar a Escocia porque en mi vida, mi familia, soy escoces, pero también soy manés.

Fichó joven por el Celtic. ¿Es su equipo de toda la vida?

–Si, con siete años. Siempre seré del Celtic. Siempre siempre.

Cuando pienso en lo que he hecho en el Celtic, donde llegué al primer equipo desde la academia, y veo a Zubimendi, a Pacheco… me doy cuenta de que para ellos es como lo fue para mí

Kieran Tierney – Lateral izquierdo de la Real

Muchos queríamos jugar en Champions en Celtic Park.

–El ambiente del Celtic Park es increíble. Cuando pienso en lo que he hecho en el Celtic, donde llegué al primer equipo desde la academia, y veo a Zubimendi, a Pacheco me doy cuenta de que para ellos es como lo fue para mí. Para ellos es su club, su Celtic y todo el mundo les quiere. Y para mí era realmente increíble llegar al primer equipo porque tenía siete años cuando entré en el club… Y es que aquí tienes a 15 jugadores así. Es tremendo.

Lo ganó todo, pero su estreno en la Champions fue duro…

–¿En Barcelona? 7-0. Contra Messi, Iniesta…

¿Cómo fue su marcha al Arsenal?

–Yo era feliz en el Celtic, y ya ha bía tenido ofertas antes del Arsenal pero no quise irme. Pero cuando me lo volvieron a proponer ya era mucho dinero, el Celtic se llevaba también una cantidad importante y yo ganaba el poder jugar en otra liga, así que todo el mundo ganaba. Pero yo era feliz en el Celtic, no es que yo quisiera irme, pero fue lo mejor.

En el Arsenal también es muy querido

–Sí, los seguidores del Arsenal son increíbles y siempre me han apoyado muchísimo. Durante los cuatro años que estuve allí siempre les he agradecido mucho el apoyo a los hinchas.

¿Era una gran oportunidad aceptar la cesión a la Real?

–Sí, estaba muy contento. Y quitando la lesión he jugado 11 o 12 partidos y estoy muy contento de haber jugado en la Champions, y haber jugado contra el Real Madrid, el derbi vasco, contra el Valencia…

¿Conocía el estilo y a los jugadores de la Real?

–Personalmente no, pero los nombres de algunos sí. El año pasado les vi jugar contra el Manchester por ejemplo. Aquel día jugamos nosotros también (Arsenal) y después del partido lo seguí con Martin Odegaard.

Odegaard tendría que volver o terminar su carrera aquí, ¿no?

–Tal vez (risas).

Cuentan que en su primer entrenamiento le impresionó el ritmo de balón en Zubieta.

–Sí, como te decía antes, cuando llegas a un club nuevo sabes que todo será intenso y duro. Sí que lo fue.

¿Cuál es su posición ideal? Porque en la selección casi son los mejores Robertson y usted que juegan en la misma posición. Con perdón de Scott McTominay.

–Scott es muy bueno. Mis posiciones favoritas son de lateral izquierdo, tanto como jugamos aquí, como en una línea de cinco, y de central zurdo, como juego en Escocia. Pero aquí muchas veces Traoré se mete en el medio como un centrocampista más y jugamos con línea de tres atrás, yo como central. En Vila-real por ejemplo, y nos salió muy bien. Ganamos 0-3.

Los zurdos siempre son muy especiales… Aunque en la Real no tanto, ¡porque casi son mayoría!

–Sí, la verdad es que llama la atención somos muchos zurdos.

¿Qué le parece la afición de la Real y el ambiente de Anoeta?

–Impresionante. A veces, cuando estoy en la calle, me encuentro con gente y siempre me saludan encantadores y me animan mucho. Siempre con mucho respeto, nunca te avasallan. No olvidaré jamás que cuando me lesioné y estaba retirándome cabizbajo y muy disgustado, escuchaba a la afición cantar “Kieran Tierney”. Me confirmó lo que ya sabía, que es una afición muy especial.

Contra el Betis decidió cruzar por el fondo Zabaleta.

–Sí, la verdad es que son muy apasionados. Están muy locos. Me encanta ese tipo de seguidores.

¿Ya tararea o se sabe alguna canción?

–No, aún no, pero no me importaría.

¿Cree que aquí todavía no se ha visto al mejor Tierney?

–Bueno, justo antes de la lesión estaba jugando bien. Lo estaba haciendo bien, pero no había dado aún mi mejor versión.

¿Se siente en deuda con la Real?

–Me gustaría jugar mejor, aportar más cosas e incluso marcar en algún partido. Espero hacerlo.

Y considera que su fútbol encaja a la perfección con el estilo de Imanol y de la Real.

–Sí, yo siento que sí.

En el fondo es un lateral muy británico, de los que no paran de subir y bajar y de poner centros al área.

–El año pasado no jugué todo lo que me hubiese gustado. Es normal que me costara volver a coger el ritmo. Y cuando estaba en un buen momento, me rompí. Creo que contra el Inter completé un buen encuentro. O en Valencia, con asistencia incluida. Ahora necesito jugar otra vez algunos partidos para ofrecer el 100% de mí.

¿Se sufre mucho entrenando con Kubo y Barrenetxea?

–Sí, a Kubo le conocía, de Barrene no sabía mucho. Pero es uno de los mejores futbolistas con los que he jugado. He disfrutado mucho cuando hemos coincidido en la misma banda.

Pase lo que pase cree que va a ser un año importante en su evolución?

–Para mí ha sido importante venir a un país diferente, aprender un nuevo idioma, conocer otro entrenador, jugar en otra liga. No sé lo que va a pasar el año que viene o en dos, nadie lo puede saber, pero seguro que voy a tener mucha experiencia. He jugado en Escocia, en la Premier y en la Liga. No muchos jugadores han tenido ese privilegio. Por lo que estoy disfrutando mucho.

¿Se marca algún objetivo personal?

–No soy de marcarme objetivos.

Pues le esperan dos buenos desafíos con la Real y con Escocia la Eurocopa. Si los escoceses se clasifican, siempre es bueno para el fútbol…

–Bueno, yo tuve la suerte de jugar la pasada Eurocopa pero los estadios no estaban llenos por el covid. Pero no me gusta hablar de objetivos tan a largo plazo, prefiero trabajar duro e ir partido a partido.

Test

  • Un amigo. Scott Brown, del Celtic.
  • El mejor con el que ha jugado. Scott Brown y Van Dijk, del Celtic. Y Saka, del Arsenal.
  • El mejor rival. Messi.
  • Un momento. Mi debut con el Celtic contra el Dundee.
  • Un gol. Uno que marqué en mi primer partido como capitán del Celtic. Ante el Kilmarnock.
  • Un estadio. Anoeta y Celtic Park.
  • Una afición. He tenido la suerte de jugar en tres equipos con unas aficiones maravillosas.
  • Un entrenador. Brendan Rodgers. Me enseñó mucho sobre la vida y el fútbol. Estuve tres años con él. Jugué mucho y fue una gran etapa en mi vida, de mucho éxito.
  • Un idolo. En la vida, Conor Mc Gregor. Me gusta mucho su mentalidad.
  • Un consejo. Que disfrute.
  • Un canterano que va a triunfar. Olasagasti y Urko. Creo que dentro de diez años seguirán jugando aquí.

source

About The Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *