La Real y otros doce clubes esperan a las previas veraniegas para acoger en la Europa League 2024-25 a otros 23 adversarios, hasta completarse la nómina definitiva de 36 participantes. ¿Cómo se han repartido y se repartirán los cupos?

13 clasificados

Con la temporada 2023-24 ya finalizada y la nueva Europa League en perspectiva, el cuadro definitivo de la segunda competición continental se encuentra aún muy verde. Un total de 36 clubes participarán, entre septiembre y enero, en las ocho jornadas de las que constará la fase inicial del torneo. Sin embargo, a día de hoy solo se conoce la identidad de trece de ellos, únicamente algo más de un 33%. Hablamos, principalmente, de los representantes de las grandes ligas y, por lo tanto, de los teóricos favoritos para hacerse con el título en la final de Bilbao. La Liga clasifica a Athletic y Real Sociedad. La Premier inglesa, a Tottenham y Manchester United. La Serie A de Italia, a Roma y Lazio. La Bundesliga alemana, a Eintracht Frankfurt y Hoffenheim. Y la Ligue 1 de Francia, a Niza y Olympique Lyonnais. Además, el ganador de la Conference (Olympiacos), el campeón de la copa portuguesa (Oporto) y el cuarto de la Eredivisie neerlandesa (AZ Alkmaar) también aguardan tranquilos, sabedores de que, como Real y compañía, participarán en el sorteo del próximo 30 de agosto.

4 primeros ‘caídos’

¿Y de dónde saldrán los otros 23 participantes en la fase inicial de la Europa League? De las previas. ¿Pero de cuáles? Esta última es realmente la pregunta interesante, pues aquí cabe distinguir entre distintos caminos paralelos. El primero de ellos en resolverse será, a mediados de agosto, el que describirán entonces cuatro clubes eliminados de las rondas previas de Champions y que corresponderán a la llamada ruta liga (es decir, equipos que juegan las previas de Champions pese a no haber ganado sus respectivos campeonatos nacionales). El jueves 8 del citado mes de agosto, la Europa League acogerá a esos cuatro nuevos participantes y contará ya con 17 seguros para su fase inicial. En ese momento, el póquer de reincorporados saldrá de una nómina de diez conjuntos: Lille (Francia), Union Saint-Gilloise (Bélgica), Twente (Países Bajos), Glasgow Rangers (Escocia), Salzburgo (Austria), Slavia Praga (República Checa), Partizan (Serbia), Fenerbahce (Turquía), Lugano (Suiza) y Dinamo Kiev (Ucrania). Quienes no caigan aquí a la Europa League tampoco quedarán eximidos de hacerlo tres semanas más tarde… Pero esa será ya otra historia.

2 ‘caídos’ a la segunda

Al fin y al cabo, al menos seis (podrían ser hasta ocho) de los diez equipos recién enumerados jugarán la liguilla de la Europa League 2024-25. Cuatro lo harán según lo descrito en el anterior punto. Otros dos, mientras, lo harán recorriendo casi todo el camino estival hacia la Champions y quedándose a las puertas de la máxima competición continental. Es decir, perdiendo la última ronda previa el 27 o el 28 de agosto. Parece claro que esta nómina de clubes resulta susceptible de aportar algún candidato más al título de San Mamés, pues incluye a escuadras fuertes y que han completado recientemente muy buenas participaciones en los torneos UEFA.

11 campeones de liga

Hay un dato que se conoce de antemano, respecto a la composición de la primera fase. Once de los 36 participantes serán campeones de sus respectivas ligas, campeonatos de un segundo o incluso de un tercer nivel. Seis entrarán en el sorteo del 30 de agosto con buen sabor de boca, tras haber caído a las previas de Europa League a mediados de mes y haber ganado luego la última eliminatoria. Otros cinco, mientras, llegarán más contrariados, tras perder la ronda veraniega final de la Champions. Equipos como Estrella Roja (Serbia), Galatasaray (Turquía), Young Boys (Suiza), Sparta Praga (República Checa) o Dinamo Zagreb (Croacia) podrían sumarse al segundo torneo continental mediante esta vía, igualmente susceptible de aportar posibles cenicientas de campeonatos más modestos.

6 previas ‘auténticas’

Nos faltarían seis clasificados más, exactamente los que saldrán de las previas de la propia Europa League, rondas cuya nómina de participantes refleja el kilométrico gráfico que acompaña estas líneas. Echándole un vistazo, eso sí, cuesta mucho no hacerse una composición de lugar algo equivocada, pues solo entre cuatro y seis de esos 32 aspirantes terminarán jugando la liguilla otoñal de la propia Europa League. El sistema veraniego de accesos significa, en cierto modo, un estrechísimo embudo cuya boca solo atravesarán unos pocos elegidos, con favoritismo de los ya clasificados para la última ronda previa (por ejemplo, el Anderlecht belga o el Besiktas turco) o de los dos equipos que a comienzos de agosto caigan desde las eliminatorias estivales de Champions (saldrán del cuarteto formado por Partizan, Fenerbahce, Dinamo de Kiev y Lugano). Tampoco se puede subestimar a conjuntos con solera continental y nivel suficiente para plantar cara en instancias avanzadas de la competición, pero que por circunstancias iniciarán su andadura desde las catacumbas de las previas: destacan ahí el Ajax de Amsterdam, el Sporting de Braga o el Panathinaikos griego.

source

About The Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *