La jueza ha sobreseído “por falta de autor conocido” la denuncia y el posterior recurso presentado por los abogados de la familia de Amaya Zabarte, la herida en la previa del partido ante el PSG en Anoeta por el impacto de un proyectil tras una carga la Ertzaintza. El abogado de la familia, Iker Sarriegi, denuncia que se trata de una “estrategia de ingeniería judicial consensuada para organizar su defensa. La Ertzaintza, que es la imputada, tiene todo y la defensa no tiene nada porque no hemos podido acceder a nada durante dos meses y medio que ha pasado. La verdad es que esto no tiene buena pinta por todos los movimientos que están llevando a cabo”.

En una reunión con Joseba Novoa, marido de la herida, a la que asistió NOTICIAS DE GIPUZKOA, el letrado explicó cómo se encontraba el caso: “Se necesita un proceso para entender, porque la gente se cree que es de una forma y que la justicia es igual para todos. Y no es así, hay otros intereses. El proceso va a ir hacia adelante, pero la cuestión es saber cómo porque ya han empezado a jugar sus bazas. La verdad es que yo ya me lo esperaba”.

Jueza del caso Kote Cabezudo

Una de las primeras noticias negativas que recibieron es la jueza de instrucción que asignaron al caso. La polémica Ana Isabel Pérez Asenjo que saltó a la palestra por ser apartada en el caso Kote Cabezudo: “Sabíamos que no nos iba a ayudar, pero quizá no esperábamos que fuera tan a saco”.

La jueza archivó la denuncia y la defensa presentó un recurso en reforma. “Al fiscal le dan parte para que haga unas alegaciones y en algunos otros casos se ponen a tope, pero en esta sólo han contestado a la consulta que le han hecho. El fiscal dice que se adhiere un poco al recurso y manifiesta que en este proceso hay que tomarle declaración a Amaya antes de archivarlo, pero que la jueza tiene razón para archivar porque hay otros procedimientos en los que están los vídeos con las imágenes”.

La explicación a cómo se encuentra la causa desvela que ha habido más de dos denuncias por sufrir lesiones tras la actuación policial: “Ellos han abierto diferentes procedimientos o expedientes. No sabemos cuántos hay. Por cada herido ese día abren uno. Uno de ellos es el de Amaya, otro de María, una chica a la que también le dieron otro pelotazo de rebote. Cada uno es un expediente penal que tiene un número. Podríamos decir que hay un expediente abierto por Desórdenes Públicos que es la joya de la corona. Pero en este no hay ningún perjudicado ni ninguna víctima, por lo tanto nadie se puede personar. Nosotros sí nos personamos en el de Amaya y podemos verlo todo sobre su expediente”.

La clave está en los vídeos de las cámaras de seguridad

El quid de la cuestión se encuentra en las cámaras de seguridad y que más de dos meses y medio después no han podido ser visualizadas por los abogados de Amaya: “Todos los vídeos están en el expediente de Desórdenes Públicos por lo que hemos dicho en el Juzgado que nos queremos personar y poner la denuncia también en ese procedimiento. Lo que ellos nos comentan es que la jueza ha dicho a los ertzainas que se acumulen todos los vídeos en los expedientes de Amaya y María, pero estos no están. No los han mandado. Solo están en la carpeta de Desórdenes Públicos. Un funcionario se puso en contacto para decirnos que no podíamos personarnos en Desórdenes Públicos porque no hay víctimas y ningún abogado se puede meter. En realidad se podría decir que han hecho una pequeña trampa, que en realidad la pueden hacer, porque están jugando con los distintos expedientes”.

Sarriegi deja claro que el proceso sigue su curso y que ahora están preparando otro recurso: “Nosotros tenemos que hacer ahora el recurso de apelación, que va a otra instancia. De mientras vamos a poner la denuncia en Desórdenes Públicos, aunque tengamos pocas posibilidades de que lo acepten. Vamos a pedir que se acumulen los procedimientos y se pongan todos en uno. A nosotros nos dicen que la jueza ha pedido que pasen y se aporten los vídeos a los demás, pero no tenemos ningún auto ni nada que lo demuestre. Por otro lado nos han comentado que esto lo llevan Asuntos Internos de la Ertzaintza. Según mi interpretación, están ganando tiempo y ordenando todo. No es normal que lleven dos meses y medio sin tomar declaración ni a Amaya o a María, cuya causa también la ha sobreseído. Pero… ¿por qué archivas esto?”.

El proceso parece estar marcado casi de salida, lo que provoca la lógica indignación de la familia de Amaya: “El juez instructor es el que manda a la Ertzaintza y aquí la que está mandando es la Ertzaintza. Los vídeos tenían que estar ya en los expedientes. Les han pasado la denuncia, al parecer Asuntos Internos se ha reunido con la jueza… ¡Pero si la que tiene que llevar la instrucción es la ella! En resumen, el imputado está llevando la investigación y la jueza actúa siendo servil”.

«Un caso grave»

El caso de Amaya recuerda al de Iñigo Cabacas, el hincha del Athletic fallecido tras recibir un pelotazo en otra actuación de la Ertzaintza en los aledaños de San Mamés el abril de 2012: “La abogada Jone Goirizelaia ya denunció con acierto que el mayor error es que sean los propios ertzainas los que lleven la investigación de imputados ertzainas. Nosotros también vamos a solicitar que sea otro cuerpo de policía quien lo investigue, en este caso la Guardia Municipal, lo que pasa es que tenemos que estudiar bien cómo hacerlo”.

A Sarriegi no le sorprende nada de lo que está sucediendo y considera que es una estrategia: “Si llevan tanto tiempo sin recoger testimonios está claro que es para ganar tiempo y ordenarlo un poco todo. ¿Cuándo van a caer en incongruencias los investigados? Unos meses después todos van a declarar lo mismo porque irán con la lección aprendida. La línea de defensa de los ertzainas está clara, como declaró Erkoreka aludiendo a que había unos incidentes. Están haciendo ingeniería judicial para que no tengamos acceso a las pruebas. Es un caso grave, el fiscal también podría actuar, pero no lo está haciendo”.

La familia asiste atónita al proceso, se indigna por el hecho de que se pueda relacionar a Amaya con los incidentes cuando en ese momento no pasaba nada y la herida estaba consultando su móvil para bajarse la entrada, y se siente desprotegida por la justicia: “Los ertzainas saben perfectamente quiénes estaban delante y quiénes fueron los que dispararon. Insisto, había que tomarles declaración a todos en un tema tan grave, pero si todavía no han hablado ni con Amaya… No descartamos solicitar más testigos en las colas que se habían formado en una de las entradas para llamarles a testificar. Luego la policía siempre tendrá más veracidad”, declara Sarriegi que no parará hasta lograr que se haga justicia a pesar de no tener muy buenas vibraciones tal y como están discurriendo los acontecimientos y los movimientos de la Ertzaintza.

source

About The Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *