Igor Zubeldia dio el gran susto en el partido ante el Getafe. En un salto con Latasa y su compañero Robin Le Normand, que parece ser el que le cae encima, tuvo que ser atendido en el mismo terreno de juego antes de regresar al encuentro, pero no tardó en volver a tirarse al suelo para solicitar el relevo. No es normal que pida el cambio, un futbolista al que antes de llegar al Sanse tenía fama de no haber estado tratándose en la camilla de Zubieta, lo que encendió un poco las alarmas.

El azkoitiarra se marchó ovacionado tras completar un nuevo encuentro inmaculado. Lo hizo caminando por su propio pie con los galenos que acudieron a atenderle. Imanol Alguacil calmó las aguas en su comparecencia posterior al triunfo txuri-urdin: “Creo que será un pequeño esguince”, declaró en tono tranquilizador.

En principio, como es normal, el central es seria duda para el encuentro de Mestalla, porque no se puede descartar incluso que Imanol opte porque se quede tratándose en Zubieta y recupere bien para el derbi del sábado. No hay que olvidar que Zubeldia se pasó una buena temporada del curso pasado, justo al inicio de este año, arrastrando unas molestias en el tobillo que cada vez que jugaba se le acababa poniendo como una bola. Es más durante las horas previas a los encuentros parecía casi imposible jugar y luego siempre conseguía entrar en el once por las necesidades del equipo.

Si finalmente no se recupera a tiempo seguro que lamentará el perderse la visita a uno de los campos más especiales para él porque fue donde debutó: “Estuve a punto de marcar nada más salir. No llegué a chutar y provoque un saque de esquina. Lo recuerdo con mucha ilusión, euforia, porque cuando salí por Pardo íbamos 0-0 y en otro córner al final del partido mi amigo Oyar marcó y todos contentos a casa con la victoria. Es uno de los momentos más bonitos de mi carrera, junto a la final de Copa. El comienzo es algo especial y ojalá haya otros momentos bonitos”.

Su sustituto será Jon Pacheco, que ya ha acreditado que puede ser titular en este equipo.

source

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *