Cómo han cambiado las cosas. Al contrario que en otras épocas en las que las últimas horas de mercado aparecían operaciones de auténticos desconocidos que se convertían en melones sin abrir, con fichajes fantasmas incluidos que no lograron cerrarse antes de tiempo, la Real volverá a confirmar en el cierre del mercado de invierno que la estabilidad marca la política que dicta. Si todo transcurre con normalidad y según lo esperado, en las oficinas de Anoeta se vivirá de nuevo un plácido y tranquilo fin de la ventana de enero.

Como recordarán, Jokin Aperribay se mostró escéptico ante lo que podía llegar cuando atendió a este periódico a finales del año pasado. “Espero un mercado tranquilo. No hemos hablado de traer a nadie, pero tampoco hemos tenido una conversación concreta sobre ello. Tampoco hemos tenido una conversación definitiva”.

No tardaron en aparecer curvas, ya que Momo Cho no se subió el 7 de enero al avión que les trasladaba a Málaga para el duelo de Copa y en pocas horas, como publicó NOTICIAS DE GIPUZKOA, su destino era el Niza y el acuerdo se cerraba por diez millones de euros más dos. El presidente explicó poco después que había sido el propio jugador el que les había pedido una salida. Su sustituto fue una sorpresa, al no ser un futbolista que entrara en ninguna quiniela y cuyo nombre también se desveló en este periódico. Por 2,1 millones de euros, Sheraldo Becker firmó por lo que queda de campaña y dos más para cubrir una necesidad importante para el entrenador y dar un giro radical a lo que se venía buscando al ser un extremo de 28 años con experiencia. Es decir, una búsqueda de rendimiento inmediato.

En la presentación del neerlandés, Aperribay reconoció con una irónica sonrisa que “ojalá pase el mes de enero rápido y ya está. No estoy preocupado por si vienen otros clubes o por si se pueden ir algunos jugadores”. Desgraciadamente, el sábado 20, día de San Sebastián, Aihen Muñoz se volvió a romper la rodilla y la dirección deportiva se movió rápida para cerrar la cesión de Javi Galán, tal y como desveló Radio Marca. En el capítulo de salidas, lo único reseñable, además de Cho, ha sido que Jon Karrikaburu rompió su contrato con el Alavés para recalar cedido en el Andorra.

Varios realistas han tenido novias, como Carlos, por el que han preguntado varios clubes, pero de Zubieta no se mueve nadie y no hay fichas libres porque están todos los dorsales (25) ocupados.

source

About The Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *