La Real Sociedad mide bien sus movimientos

0

Llegados a este punto, cuando solo faltan doce días para que arranque de forma oficial la pretemporada txuri-urdin, a la Real no le entran las prisas. Ha cerrado en el momento preciso la contratación de Hamari Traoré, un jugador que acababa contrato en una operación fugaz que ha dejado perplejo hasta a su club de procedenecia, el Rennes, que pretendía su continuidad, y a la prensa gala local, que no había escuchado hablar del posible interés blanquiazul hasta que el defensa ya se encontraba en la Policlínica. Aunque no quedó muy decoroso ni conjugó con el mensaje que había lanzado la víspera a la prensa en una comparecencia de más de hora y media en la que hay que poner en seria duda que contara demasiadas verdades, la realidad es que cumplió con los tiempos que exigía la contratación del capitán de un equipo de Champions en el campeonato francés (llegó, visitó las instalaciones y la ciudad y dijo que firmaba sin más dilación). 

Después de ese movimiento ambicioso y convincente, llega la aparente tranquilidad. Roberto Olabe y su unidad de reclutamiento siguen analizando lo que necesita para mejorar el equipo, algo que, después del objetivo de entrar en el mejor torneo de clubes del mundo, cada vez resulta más complicado con su modelo. La situación parece clara, en la dimensión Champions resultará complicado mantener el 60% de gente de la casa y el 40% de foráneos. Y en Zubieta lo saben, como lo dejó claro Iker Kortajarena en la entrevista que concedió a este periódico: “Sí que se comenta en el vestuario del Sanse. No es lo mismo subir a una Real de Champions que a una Real de mitad de tabla. Es más difícil. Muchos de los que parecían que estaban a las puertas se preguntaban pero cómo voy a subir ahora que tienen nivel Champions. Dar ese salto se ve como más complicado, pero, bueno, por lo que parece, alguno lo va a conseguir. También van a hacer algunos fichajes más, como en los últimos años. Por ejemplo, mira la delantera, si vuelve Sorloth, con Carlos, Sadiq y él, no hay más sitio. Los extremos en la mediapunta también. Se ve como más complicado, pero siempre estará el sueño de lograr triunfar”.

Aritz Arambarri, referente del filial de este curso, considera que todavía puede ir de la mano el ambicioso proyecto del club con la indiscutible apuesta por la cantera: “Ves equipos de Champions y claro que es jodido. Creo que hay nivel y gente de nivel en Zubieta y la Real trabaja muy bien en Zubieta con los jóvenes. Este año se ha visto. Juegan muchos canteranos y ha entrado en la Champions”.

De momento, Olabe se felicitó por el buen resultado de las cesiones, pero la realidad es que Roberto López ya está camino de Tenerife, que Karrikaburu busca destino para salir seguro, que Sagnan se ha marchado definitivamente al Utrecht y que Gaizka Ayesa espera acontecimientos en el primer equipo para confirmar si puede seguir otro curso más en Zubieta. En el caso del delantero, tal y como declaró el director de fútbol, su destino está en un Primera. En un Rayo que parece llamar a la puerta o en un Alavés que da la sensación de ser el destino ideal para todas las partes. “Jon vuelve y queremos que juegue. En su cesión todas las partes estaban hiperconvencidas y luego resulta que no tuvo minutos. Estamos en Primera y nos gustaría que jugase ahí. Creemos en la cesión como herramienta, como parte del desarrollo para acercarlo a la Real y a su formación. La cesión significa un continúa. La cesión de Roberto López ha sido buena; Gaizka también considera buena la suya; y los meses finales de Karrika han sido buenos”, declaró esa mañana el exportero alavés. 

Lo que parece claro también es que el regreso de Odriozola cada vez se encuentra más lejano. El donostiarra estaba encantado con la posibilidad de volver y disputar la Champions en casa, además de saber que la Real le quería, pero la incorporación de Traoré ha provocado que el regreso haya dejado de ser una prioridad para él, tal y como confirma su entorno. Aunque no haya jugado este curso, todavía sigue siendo una pieza codiciada en el mercado. Como para todo, habrá que esperar acontecimientos

source

About The Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *