Borja Mayoral es el primer objetivo de la Real Sociedad para reforzar la delantera de cara a la próxima temporada. De hecho, el club txuri-urdin ya negocia con el club azulón para tratar de incorporar al delantero del Getafe, que en la actualidad trabaja para recuperarse de una lesión de menisco, de la que fue operado el pasado mes de marzo, que le impidió finalizar la temporada cuando luchaba por ser el pichichi de Primera División. Ambos clubes se reunieron este lunes para tratar el traspaso del delantero de 27 años.

Aunque hay otros conjuntos interesados en el ariete madrileño, la Real trata de incorporarle a tenor del déficit que experimentó la pasada temporada en la demarcación de delantero centro con tres jugadores que no cuajaron por diferentes motivos, André Silva (el portugués llegó lesionado y en este aspecto coincidiría con Mayoral en el caso de que la operación llegue a buen puerto), Umar Sadiq y Carlos Fernández. Hasta el punto de que el futbolista más utilizado por Imanol Alguacil para esta posición fue Mikel Oyarzabal, que finalizó el curso con catorce goles entre las tres competiciones que disputó el equipo txuri-urdin. Y la baza con la que juega la entidad guipuzcoana es el gran interés del propio atacante de Parla, un viejo objeto de deseo de la dirección deportiva de la Real (en el verano de 2019, en el que finalmente llegó Alexander Isak, Mayoral ya reconoció que tenía prácticamente un acuerdo para recalar en Zubieta), de vestir de blanquiazul.

La figura de Sadiq

Eso sí, llegar a un acuerdo para fichar en propiedad a este jugador (este es el deseo de la Real) que cumple con el perfil que busca la dirección de fútbol realista no será nada sencillo porque el presidente del Getafe, Ángel Torres, ha puesto un precio de salida de 20-25 millones de euros. En la operación los clubes no verían con malos ojos la incorporación de Sadiq, pero el propio jugador, en principio, no está por la labor de recalar en la escuadra madrileña. Otra cosa será que puedan convencerle en el transcurso de las negociaciones.

Sadiq y Gastón pugnan por el balón en el Getafe-Real del pasado curso. ZIPI


Torres siempre ha tenido fama de ser un duro negociador, pero Jokin Aperribay sabe manejarse bien en estas operaciones con fórmulas que puedan abaratar el precio de salida, como en el caso de Sergio Gómez, que además de los casi 9 millones de euros que debe pagar la Real al Manchester City, en el acuerdo está incluida una cláusula mediante la que el club inglés ingresaría el 25% de la plusvalía de una posible futura venta del carrilero catalán. La operación no parece viable si el Getafe no rebaja la cantidad que solicita, al menos, a unos 15 millones.

La percepción de Olabe

En la planta noble de Anoeta tienen claro que para mantener una plantilla competitiva que pueda seguir aspirando a hacer un buen papel en competiciones europeas necesitan un delantero que les garantice una buena cifra de goles, pero sobre todo que sea el primer jugador que se implique en la presión alta que exige Imanol a su equipo. 

El director de fútbol de la Real Sociedad, Roberto Olabe, realizó la siguiente reflexión, en su comparecencia de balance del pasado ejercicio, sobre el puesto de delantero centro en la formación realista: «Ha sido una posición en la que Mikel (Oyarzabal) nos ha dado goles y mucho más, porque es súper competitivo, entiende el juego y el espacio. Creo que la posición de delantero en la Real no es sencilla porque la demanda que tiene desde el propio modelo, el entrenador tiene que ver mucho con el esfuerzo. Hemos sido el equipo que menos tiros hemos encajado. Eso la gente cree que pone en valor a Álex (Remiro) o nuestros defensas, que por supuesto, pero habla también del tipo de presión, de quién marca la diferencia y ahí van a ser el punta, el volante ofensivo, los extremos… Que hacen que nuestro modelo de juego sea tan eficaz con respecto a lo que queremos. Nos encontramos con que el pico de velocidad de un punta no es en un desmarque. Eso va en contra del pensamiento del punta, el hombre preparado para hacer gol, para transferir el juego del equipo. Todo eso tiene que ver con cómo concebimos nuestro modelo. Llevamos muchos años sin un jugador de 25 goles porque lo vivimos de otra manera y queremos mucha armonía defensiva, no apariciones en juego… Lo que son capaces de hacer para que sus compañeros sigan sumando pases, la capacidad de leer a sus compañeros el concepto que tenemos de un pase más, eso al punta que es el que está esperando ese pase, le hace tener unas capacidades especiales. Los rendimientos los tenemos que analizar a través del tiempo, intentamos ser críticos, pero también conscientes, y tienen que ver muchas más cosas que ponerlo o no ponerlo».

Mayoral y Vivian luchan durante el Getafe-Athletic. Efe


No juega desde el 2 de marzo

El hándicap del fichaje de Borja Mayoral radica en el tiempo que lleva sin jugar por la lesión de rodilla que sufrió cuando encaraba el tramo decisivo de la temporada. Borja Mayoral sufrió una «rotura en el menisco de su pierna izquierda» durante el partido de la jornada 27 que enfrentó al Getafe contra Las Palmas en el Coliseum el pasado 2 de marzo, momento en el llevaba 17 goles marcados, y desde entonces no ha disputado un partido. En la actualidad se encuentra en la fase final de su recuperación y se ejercita por su cuenta a las órdenes de los rehabilitadores del club getafense.

source

About The Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *