Imanol Alguacil y Rafa Benítez. Rafa Benítez e Imanol Alguacil. Los banquillos de Anoeta acogieron a dos entrenadores cuyas pizarras echan humo, atesorando ambos una capacidad táctica por encima de la media. Fue de más a menos la Real Sociedad, y fue de menos a más el Celta, quizás porque el gran mérito del técnico visitante residió en terminar llevando el partido a un contexto en el que los txuri-urdin tuvieran que utilizar dosis extra de combustible. Durante las charlas y dibujando “flechitas”, como suele decir el oriotarra, todo sale siempre a pedir de boca. Pero los planes hay que ejecutarlos luego sobre el campo, tirando de precisión técnica y de energía, y este sábado nuestro equipo no anduvo precisamente sobrado de dos ingredientes que suelen ir conectados el uno con el otro.
source

About The Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *