El mejor: Brais Méndez

8 – El realista más en forma. Un espectáculo de futbolista. Se echó de nuevo al equipo a sus espaldas cuando más le costaba generar ocasiones. Puso un centro envenenado en el primer gol y fue decisivo en el segundo con su conducción y centro a Kubo. Jugadorazo.





Alex Remiro

7 – Tuvo que intervenir poco, pero con auténticos paradones clave, como el que le hizo sobre todo a Muniain, que hubiera supuesto el 2-1 con muchos minutos por delante. Otra gran intervención a remate acrobático de Prados. 





Hamari Traoré

6 – En defensa tiene que tener mucho más cuidado. A su espalda pasan demasiadas cosas y el equipo rival le busca siempre. Muy bien en el corte del tercer tanto, al dejar franco el balón a Zubimendi y casi provoca el cuarto con un fuerte centrochut que Yeray estuvo cerca de desviar a su portería. 





Robin Le Normand

7 – Jugó con una máscara para protegerse de su golpe en la mandíbula. Mejor que otros partidos este curso. Marcó el primero y fue el que puso el balón en largo en el 2-0 que peinó Merino. Se retiró lesionado, algo poco habitual en él.





Igor Zubeldia

7 – Nivel de selección. Es decir, el mejor central no extranjero de la Liga. Siempre concentrado, no comete errores, fuerte y contundente. Salvó con el pie un disparo de Iñaki Williams un minuto antes del 2-0. 





Kieran Tierney

– Estaba cada vez más enchufado en el juego del equipo, demostrando que se entiende muy bien en los servicios en largo a Barrenetxea, pero se rompió. El silencio de Anoeta fue contundente, se llevó un disgusto tremendo. Parece una rotura importante.





Martin Zubimendi

7 – El plan del Athletic era que no entrara en juego y lo consiguió durante muchos minutos. La Real no logró imponer su dominio territorial porque su faro estaba demasiado marcado. A pesar de todo, en la segunda mitad consiguió imponerse y dejó una asistencia de maestro a Oyarzabal. En la contención y tácticamente, impecable.





Mikel Merino

7 – Inconmensurable. El jugador clave en ataque y en defensa. El que lo equilibra todo. Sin alardes ni estar inspirado como otros días, pero decisivo en la peinada del segundo tanto. Aclamado.





Take Kubo

7 – Es la actual estrella de la Real. El ídolo de la afición txuri-urdin. Yuri se creía que lo tenía perfectamente controlado y que no le iba a generar problemas hasta que en su primer despiste le enchufó el 2-0. Sin estar brillante, siempre es decisivo en este equipo.





Sadiq Umar

6 – Le cuesta, pero bueno, dejó intervenciones de mérito. La mejor, sin duda, la del segundo gol para permitir que pasara el balón y que lo finalizara Kubo. Le faltó rematar alguna vez a puerta, aunque intimidó más que otros.





Ander Barrenetxea

7 – Se le cae la calidad de los bolsillos. Fue dejando detalles de súper clase en casi todas sus intervenciones a pesar de encontrarse muchas veces en emboscadas muy complicadas de salir. Le faltó generar ocasiones claras.





Ahien Muñoz

6 – Aguantó bien a Iñaki Williams, que, tal y como está, ya es bastante. Más defensivo que de costumbre, demostró que es un lateral de garantías cuando se le necesita, como es el caso ahora.





Jon Pacheco

– Bien en defensa, cortando muchos balones.





André Silva

– Gran noticia su estreno. Notó la inactividad, pero lo importante es que ya está aquí. Sin ocasiones.





Las notas de Mikel Recalde 23/24: Mikel Oyarzabal

– Gran desmarque y golazo al dejar sentado a Unai Simón. Esta vez jugó en la izquierda y no entró mucho en juego después.





Las notas de Mikel Recalde 23/24: Beñat Turrientes

– El beasaindarra sale con otra chispa después de jugar varios partidos.





Las notas de Mikel Recalde 23/24: Imanol Alguacil

8 – La Real no tuvo su mejor noche, pero las individualidades y los errores del rival le permitieron golear sin compasión a su eterno rival. Intentó dar confianza a Sadiq, hizo dos cambios por lesión e hizo debutar a André porque sabe que es un hombre clave para este curso. 





Ernesto Valverde

Ruben Plaza

5 – El Athletic regaló un gol, pero su planteamiento fue bueno. Incomodó a la Real y no le dejó hacer su juego. El problema es que la diferencia de jugadores a día de hoy es abismal.





Gil Manzano

N.G

6 – La Real volvió a ganar un partido que arbitró. Digno de mención. No influyó en el marcador. No les queda ni ese clavo al que agarrarse al Athletic. 

source

About The Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *