Sentimiento, ilusión y nostalgia. Maider Gorostidi y Nekane Idiakez son dos de las invitadas por parte de la Real Sociedad para disfrutar de la experiencia de vivir desde dentro unos octavos de final de la Champions League con el equipo de sus amores. Ellas no son jugadoras ni tampoco han tenido un papel relevante en la historia del club txuri-urdin. Su discutible mérito es haber sobrevivido al ataque del Frente Atlético que acabó con el asesinato de Aitor Zabaleta y, sobre todo, haber tenido el valor y la capacidad de contarlo con pelos y señales para que todo el mundo conociera lo que sucedió aquella tarde. Gracias a ellas, las nuevas generaciones de realistas y de hinchas del fútbol en general ya saben que fue un ataque organizado e indiscriminado para acabar al azar con la vida de aficionados blanquiazules. Su relato en NOTICIAS DE GIPUZKOA impresionó y conmocionó tanto a Jokin Aperribay que decidió cursarles una invitación para que pudieran disfrutar de una jornada histórica que, en cierta medida, mitigue el horror que padecieron y arrastran desde aquel maldito 8 de diciembre de 1998. 

Si había alguien con la ilusión de un niño con zapatos nuevos en el vuelo, esas eran Maider y Nekane (hermana de los extxuri-urdin Iñigo e Imanol Idiakez), tal y como han relatado este martes a los pies de la Torre Eiffel a este periódico: “Estamos camino de cumplir con un sueño nunca esperado. No viajamos con la Real desde que éramos muy jóvenes. El hecho de viajar con el equipo, en el mismo avión, con la directiva… Compartir vuelo con personas tan importantes como Arconada, David Silva o Xabi Prieto es brutal. Una bomba. Que el equipo vaya en el mismo avión y vivir la experiencia con ellos desde dentro es algo muy grande como aficionadas por el amor que sentimos por los colores de la Real. Es algo muy bonito, y pensamos que esto sólo nos va a pasar una vez en la vida y nos sentimos unas auténticas privilegiadas”.

El origen del viaje lleva la firma inconfundible del presidente de la Real: “La invitación llegó en el homenaje del 25 aniversario del asesinato de Aitor Zabaleta. El club nos invitó al palco y en una conversación el presidente nos comentó que estábamos invitadas al próximo viaje europeo, tocase donde tocase. Al principio no nos lo podíamos creer, pensábamos esto va en serio, puede ser verdad, esto está ocurriendo. Y era verdad, a Aperribay le salió la invitación desde su lado más humano y emocional. El escuchar en primera persona el testimonio de lo que sucedió a Aitor y de su asesinato, imaginamos que fue muy emocionante para él. Y la invitación fue sincera y humana”.

Las aficionadas defienden que la memoria de Zabaleta perdura para siempre en ellas. Por lo que también esperan que desde donde esté, pueda echar un cable a su querida Real: “Aitor es parte de nuestra vida desde hace 25 años que le conocimos en aquel viaje. Desgraciadamente le asesinaron a él y nosotros seguimos vivas y siempre le vamos a llevar a Aitor allá donde vayamos y más cuando se trata del partido de nuestra vida, del equipo de nuestra vida. Estamos muy orgullosas de pertenecer a un club y a un equipo como es la Real Sociedad. Sí que es verdad que en estos 25 años hemos vivido diferentes momentos en nuestro foro interno. Creemos que no hemos recibido la respuesta que merecíamos por parte de otras directivas, como en aquel momento. Pero el hecho de que Aperribay y su directiva nos inviten a este viaje nos va a ayudar a cerrar un ciclo que ha sido muy relevante en nuestra vida por lo que le sucedió y por lo que nos haya podido quedar hacia la Real. Hemos podido comprobar que contamos con una directiva cercana que nos apoya. A los 25 años, pero nos ha servido para cerrar una etapa”, dice emocionada Maider.

Nekane es tajante a la hora de hablar del aficionado más icónico de la hinchada txuri-urdin: “No hemos rememorado la memoria de Aitor, porque nunca ha muerto. Lo que se hizo con las entrevistas que concedimos ha sido contar de verdad lo que pasó, cómo fue el asesinato de Aitor. Durante 25 años nadie nos preguntó ni pudimos contar. Entonces, nuestro pequeño homenaje es que se sepa de una vez lo que pasó. Y que podamos cerrar el círculo y que todo el mundo sepa lo que sufrimos aquel día en Madrid. Y a todos los que comentaban que Aitor había hecho algo, dejarles claro que lo único que hizo fue ir a ver un partido de fútbol”.

La sonrisa dibujada en su rostro y los ojos brillantes les delatan en vísperas de toda una visita a uno de los templos del fútbol europeo: “¿Si nos hace ilusión? Tanta que nos hemos hecho un tatuaje para cerrar esta etapa. El tatuaje es la Torre Eiffel, con el año 1998 y el 2023 por el 25 aniversario de Aitor y con una estrella blanca y azul. Los colores de nuestra Real. Siempre permanecerá entre nosotros para llevarlo para siempre. Para nosotras dos es muy importante esa fecha, ya que nos conocimos en un viaje a Praga y a la vuelta paramos en París. Para nosotras la ciudad es significativa y especial. Casualidades de la vida”, afirma una locuaz Maider. Nekane deja claro que llevan meses contando los minutos para disfrutar de una experiencia irrepetible: “Nosotros empezamos el viaje el día que Aperribay nos invitó. Desde diciembre estamos gozando y disfrutando de una oportunidad que nos ha llenado de ilusión y satisfacción”.

Maider y Nekane muestran los tatuajes que se han hecho de la Torre Eiffel. M.R.


Las dos mostraron su agradecimiento a los reportajes que este periódico hizo en el aniversario del asesinato de Aitor: “La entrevista que hicimos en NOTICIAS DE GIPUZKOA ha servido para poder contar lo vivido y sufrido aquel 8 de diciembre. Nos ha dado la sensación de que la gente no sabía de verdad lo que había ocurrido. Queremos agradecer que nos hayan dado esta oportunidad porque sin ella mucha gente seguiría sin saber lo que sucedió aquel día. También hemos participado en otros homenajes y se lo agradecemos, pero la entrevista en NOTICIAS DE GIPUZKOA fue muy importante”.

La ilusión desbordada y el optimismo por bandera. Porque la Real quiere seguir haciendo historia en la competición más importante de clubes: “Por supuesto que es un sueño. Alcanzar los octavos de final de la Champions con un equipo que lucha, que pelea todos los balones, que sus resultados está ahí a día de hoy… En la vida pocas situaciones nos han provocado tanta ilusión y emoción”. 

Y para seguir soñando en grande, lo ideal es regresar a casa con un buen resultado. Si es con una victoria, mejor: “Ganar entra dentro de las posibilidades. Nosotras pensamos que se puede ganar y vamos a apoyar al equipo para ello. Es un sueño llegar a este punto, pero queremos mucho más. El PSG es un gran equipo que está logrando muy buenos resultados últimamente, pero sabemos que la Real lo va a pelear a tope para lograr un buen resultado”.

A la hora de hacer una porra, ninguna se encoge: “1-2”, dice Nekane. Maider sentencia: “Yo, por no repetir, voy a decir un 1-3”. Ahí queda eso. Aitor siempre presente cuando juega la Real. En París no faltarán dos de sus mejores embajadoras.

source

About The Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *