El hasta ahora entrenador de la Real C, Mikel Llorente, ha confirmado en su perfil de X (antiguo Twitter) que no seguirá al frente del equipo, tal y como ya avanzó NOTICIAS DE GIPUZKOA el pasado 1 de junio. Pocos minutos después, ha sido el Real Unión quien ha anunciado que el hondarribiarra será su próximo entrenador tras el adiós de Fran Justo. El técnico ha reconocido sentirse «muy ilusionado y con ganas de empezar a trabajar en este nuevo proyecto».

Llorente, de 41 años, hermano del exrealista Joseba Llorente, dirigió al Hondarribia de División de Honor Regional antes de recalar en la estructura de la Real en 2018. El hondarribiarra comenzó siendo el segundo de Jon Mikel Arrieta en el Juvenil de Honor para hacerse luego cargo de este mismo equipo, y en 2022 dio el salto a la Real C, en Segunda RFEF, después del ascenso de Sergio Francisco al Sanse.

En su primera temporada al frente de la Real C, el equipo fue séptimo con 52 puntos, y esta campaña ha sido noveno con 47. Además, esta campaña ha dirigido al combinado realista que participó en la Youth League.

El club no ha anunciado quién será su sustituto al frente del tercer equipo de la pirámide masculina, aunque la noticia se preveía una vez Llorente no estaba participando en las reuniones para la planificación de la próxima temporada.

Con este nombramiento, el Real Unión vuelve a optar por un técnico con pasado en Zubieta, una tónica que se ha convertido en muy habitual en la última década, cuando profesionales como Roberto Olabe, los hermanos Idiakez, Sergio Francisco, Aitor Zulaika, Asier Santana, Juan Domínguez y Alberto Iturralde han dirigido a la escuadra txuri-beltz.

El nuevo entrenador, que ha destacado mediante un mensaje el cambio de foto de perfil —modificada como la foto del fondo de Twitter (antes lucía el Estadio de Anoeta a rebosar; ahora una panorámica de la bahía de Txingudi)—, se ha declarado «muy ilusionado y con ganas de empezar a trabajar en este nuevo proyecto», en el que se reencontrará con uno de sus valedores, Mikel Jauregi, también uno de los principales ayudantes del propietario del club y entrenador del Aston Villa inglés, Unai Emery.

Segundo adiós de Justo

El banquillo de Gal estaba libre desde el pasado lunes, cuando Real Unión comunicó que Fran Justo no seguiría como entrenador de la primera plantilla la próxima temporada. El ourensano, entrenador elegido la pasada temporada, fue destituido en diciembre y vuelto a repescar en abril para conseguir la salvación en la Primera RFEF. Dos meses después, el club anunció que no continuará al frente de la nave txuri-beltz. El paréntesis de Iñigo Idiakez duró hasta primeros de abril, cuando el consejo de administración del Stadium Gal optó por un nuevo relevo y recuperar a Justo.

Pese a los apuros, el equipo irundarra logró la salvación de manera agónica en el duelo de la última jornada en Riazor, donde pese a caer, la derrota del Sabadell en Lugo le dio la permanencia.

Tres semanas después, el club comunicó el lunes que Justo, que sonaba para el Algeciras y la Ponferradina, «no continuará en el Real Unión la próxima temporada. Millán Fernández (segundo entrenador), Erik Penedo (preparador físico) y José Antonio Portillo (analista) tampoco continuarán formando parte del cuerpo técnico». En sus dos etapas, Justo ha dirigido al equipo irundarra en 25 partidos de Liga, en los que ha logrado 9 victorias, 12 derrotas y 4 empates.

source

About The Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *