Mikel Oyarzabal, imprescindible en ataque y en defensa

0

El capitán de la Real Sociedad, Mikel Oyarzabal (27), es el delantero que mejor defiende de la Liga y así lo demuestran las estadísticas. Según los datos recopilados por el Centro Internacional de Estudios Deportivos (CIES), el jugador eibartarra se sitúa como el cuarto futbolista con mayor trabajo defensivo entre los atacantes de las cinco grandes ligas de Europa (España, Alemania, Inglaterra, Francia e Italia).

El encargado de proporcionar estos datos se trata del Observatorio de Fútbol CIES. Esta estadística se mide mediante un índice que tiene en cuenta dos variables: la distancia recorrida a alta velocidad (más de 25km/h) en la fase defensiva y el número de presiones ejercidas sobre los oponentes sin contacto físico ni con el balón.

Esta clasificación la encabeza el jugador surcoreano del Tottenham Hotspur Heung-Min Son (31), con una distancia recorrida a alta velocidad (más de 25km/h) de 100 metros. Le sigue su compañero de equipo Richarlison de Andrade (27), con casi 90 metros (89,9).

Oyarzabal, por su parte, con una distancia recorrida de 88,7 metros, es el cuarto jugador de ataque con más trabajo defensivo realizado entre las grandes ligas europeas. Este reconocimiento resalta no solo su destreza en el ataque, sino también su compromiso en tareas defensivas, un aspecto que a menudo pasa desapercibido en los delanteros.

Si tomamos estos datos solo con los futbolistas que juegan en la Liga, se trata del número uno sin discusión.

Trabajo defensivo de los delanteros de las 5 grandes ligas CIES Football Observatory


Gran activo de la Real

El compromiso defensivo de Oyarzabal en el campo lo posiciona como uno de los jugadores más completos de Europa. En el mundo del fútbol, los delanteros suelen ser reconocidos por su capacidad para marcar goles y desequilibrar defensas rivales. Sin embargo, hay quienes van más allá de sus responsabilidades ofensivas y demuestran un compromiso inquebrantable en la labor defensiva.

La versatilidad del txuri-urdin no se limita a su capacidad para recuperar el balón y cerrar espacios en la defensa. También se refleja en su capacidad para presionar constantemente al rival y contribuir al equilibrio táctico de su equipo. Su desempeño en ambas fases del campo lo convierte en un activo invaluable para la Real Sociedad.

Además, se trata del máximo anotador del equipo de Imanol Alguacil, con 14 goles y 2 asistencias, y está a solo un tanto de superar sus números de cara a puerta de la temporada 21/22 (15 goles).

Aunque su habilidad realizadora no se puede subestimar, es su trabajo incansable y su compromiso con el equipo lo que lo distingue como un jugador completo. En un deporte donde el éxito a menudo se mide en goles y asistencias, la labor defensiva de jugadores como Oyarzabal sirve como recordatorio de la importancia del trabajo en equipo y la contribución individual más allá de los números en el marcador.

source

About The Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *