París, una nueva postal txuri-urdin

0

La Real lleva cuatro temporadas consecutivas jugando en Europa, y desde 2013 –la anterior aparición en Champions– son siete las participaciones en torneos continentales (aunque en la 2014-15 quedó apeada en la previa de la Europa League). Esto ha hecho que sus aficionados hayan podido coleccionar un buen número de desplazamientos y estadios míticos en ciudades como Manchester, Lyon, Leverkusen, Roma, Graz, Lisboa, Milán… además de lugares más exóticos como Skopje o Rijeka, por citar algunos. El Parque de los Príncipes de París será una nueva postal en el álbum txuri-urdin por el continente. NOTICIAS DE GIPUZKOA ha charlado con tres aficionados habituales en los desplazamientos, que están disfrutando de una época dulce de la Real.

Txema Diaz, en el estadio de la Roma junto a unos amigos. N.G.


Txema Díaz: De Lyon a París

Txema Díaz, nacido en Irun y que trabaja como taxista en Donostia, es “muy txuri-urdin y sufridor”, socio desde 1995. Es de los que aguantó estoicamente en la grada las tres temporadas en Segunda División y que ahora está “disfrutando” con la trayectoria reciente de la Real. Solo se quitó de socio cuando llegó como entrenador Javier Clemente. “Cuando lo echaron, me volví a hacer socio. Hasta ahora”.

“El equipo está increíble estos últimos años. Título de Copa, podemos ir a otra final, jugamos en Europa, ahora Champions… Antes ir a la Europa League era un éxito y ahora es lo normal. A lo bueno te acostumbras fácil”, comenta Txema, que ha aprovechado la inercia europea de la Real Sociedad para hacer unos cuantos viajes: Lyon, Manchester, Roma, Lisboa… y ahora París.

“De Roma (eliminatoria de octavos el año pasado en la Europa League) tengo muy buen recuerdo, pero el partido fue malo, igual que de Manchester, cuando fuimos 6.000 aficionados, pero perdimos por un gol de Iñigo Martínez en propia puerta (Champions League 2013-14)”, comenta el hincha irundarra, que tiene mejor recuerdo deportivo del reciente triunfo en el campo del Benfica, Estadio Da Luz, aunque la sensación general del día fue “mala” por los problemas en los accesos: “Hora y media estuvimos esperando, los policías con cascos y escudo, los cacheos… Son las cosas malas de los viajes. Mi hijo de once años acabó llorando. No fue agradable”.

“Que ahora la Real vaya bien te da la oportunidad de hacer viajes bonitos”

Txema Díaz – Aficionado de la Real

El desplazamiento “perfecto” –algo en lo que por cierto coinciden muchos realzales– fue el de Lyon, en la previa de la Champions de hace diez temporadas: “Tengo un recuerdo muy bueno porque fuimos mucha gente de aquí, Griezmann metió ese golazo de chilena, Seferovic otro de 40 metros… veníamos de Segunda División y de repente estábamos en la Champions. Antes no estábamos acostumbrados a ir a este tipo de estadios y que ahora la Real vaya bien te da la oportunidad de hacer viajes bonitos”, comenta este taxista, que tiene ya “una colección chula” de desplazamientos europeos. “Me estoy pasando”, bromea, “pero hay que aprovechar por si luego viene una época de vacas flacas”.

Para empezar, este martes coge, junto a su hermano, un tren desde Hendaia para ir a París y ver en directo la ida de los octavos de final de la Champions League en el Parque de los Príncipes. Por cierto que la continuidad del Paris Saint-Germain en ese estadio se encuentra en el aire y Txema aprovecha para poner el lazo a esa relación entre el campo y el equipo parisino. “Va a ser su último partido de Champions ahí, porque les vamos a eliminar”.

El único pero que pone este fan de la Real a los viajes es el comportamiento de las aficiones rivales: “Los del PSG no tienen muy buena fama, pero es algo habitual en Europa. Aquí en la Liga, quitando a la del Atlético de Madrid, en el resto de sitios en general no hay problemas. Pero en Europa no sé qué pasa: hay movida con los de la Roma, los del Benfica tirando bengalas… Nosotros iremos a lo nuestro en París, sin meternos en líos. Es una pena, pero hay que ir con precaución”.

Oscar Parrondo, en el campo del Inter de Milán. N.G.


Óscar Parrondo: Un viajero habitual

Pocos viajes europeos se ha perdido desde el año 2013 Óscar Parrondo, un “loco” de la Real y de los viajes. “A Nápoles no se pudo ir por el covid, y falté a Roma e Eindhoven. Te diría que a todos los demás he ido”. Y es que a este donostiarra no le importa que el destino sea un estado mítico tipo Old Trafford o San Siro, o sea un lugar a priori menos atractivo deportivamente como Moldavia o Chipre. Este año ha hecho pleno: Lisboa, Milán, Salzburgo y ahora París.

“Voy a París, pero sin entrada. Es una oportunidad histórica y al menos viviremos el ambiente”, comenta Parrondo, que en los viajes no se limita a disfrutar de la clásica previa con la afición y del partido, sino que aprovecha para hacer curiosas incursiones en la historia txuri-urdin. “Viajo con David González, el de la cuenta atotxa.org de Twitter, que hablar sobre los primeros años de la historia de la Real, cuando jugaba bajo el nombre de Club Ciclista. Cuando sale algún viaje, vemos equipos de la zona contra los que la Real jugara en su momento y vamos a visitarlos. Llevamos alguna foto antigua y nos suelen recibir. Por ejemplo, en su momento visitamos las instalaciones del Borussia Berlin, que la Real jugó allí en los años 40, y nos recibió el presidente; y esta temporada en Lisboa fui a visitar al club Casa Pia, que jugó en Atotxa en los años 20, y me recibió el entrenador”.

“Ahora en París vamos a visitar tres clubes”, sigue contando Parrondo: “Red Start Paris, Racing Paris y el Association Sportive Française, que también jugaron contra la Real en los años 20. Eso haremos el martes y el miércoles ya nos juntaremos con la gente para vivir el partido”.

“Voy a París sin entrada. Es una oportunidad histórica y al menos viviremos el ambiente”

Óscar Parrondo – Aficionado de la Real

Los grandes estadios le gustan a este futbolero donostiarra, pero es más de rivales exóticos: “Estoy deseando que caigamos en Conference. Ir a sitios tipo Islandia, Moldavia o Islas Feroe me gusta”. De hecho, ya ha realizado algún viaje de esos. Por ejemplo, en octubre de 2022 fue a Chisinau (Moldavia) a seguir en directo el Sheriff-Real”. Ese desplazamiento dio lugar a una de sus mejores anécdotas: “Perdí el avión y tuve que rehacer el viaje. Fui a Rumanía vía Irlanda y de ahí en un tren de noche hasta Moldavia, yo solo. Me quedé sin batería y mis amigos me daban por perdido. Llegué a las seis de la mañana al hotel, les desperté y fuimos a Transnistria”.

Al hilo de este viaje, Parrondo destaca que ha estado “en los tres países no reconocidos de Europa: Transnistria, Norte de Chipre y Kosovo”. 

Del primero dice que “es una locura, es un territorio prorruso y están ahí todo exmilitares rusos. Es como volver a la Unión Soviética”. Y en Kosovo a él y a un amigo los paró el ejército. Les cachearon y les abrieron el coche. “Vieron que éramos de la Real y se rieron porque no les gustan los macedonios y habíamos ganado al Vardar el día anterior. Al final se sacaron fotos con nosotros y todo”.

Este viajero txuri-urdin augura “una eliminatoria muy igualada” contra el Paris Saint-Germain: “Creo que nos podemos traer un empate de París y en Anoeta también va a estar ahí la cosa. Igual nos la jugamos en los penaltis y todo”. Y, por si acaso, tiene planeado el posible viaje para la final de Copa: “¿Sevilla? Vamos unos amigos en autocaravana”.

Rafa Merino en Graz, junto a Jokin Aperribay. N.G.


Rafa Merino: Un realista de Guadalajara

En varios de los numerosos viajes que ha hecho Óscar Parrondo por el continente con la camiseta txuri-urdin se ha encontrado con Rafa Merino, un fanático de la Real de Guadalajara. “Me hice de la Real en la época de Arconada y compañía. A mí el Barça y el Madrid no me gustan y como entonces la Real les hacía frente, me enganché. Y hasta ahora”.

Rafa forma parte de la peña Txuri Urdin Alcarreña y es uno de los seguidores realistas que más ha viajado en los últimos años: “He ido dos veces a Manchester y Salzburgo. Y también he estado en los campos de Roma, Leipzig, Inter o Benfica”, cuenta. Además de grandes estadios, ha ido a destinos más exóticos como Macedonia, Moldavia o Chipre. “Me gusta viajar con la Real Sociedad y de paso conocer países. No tengo cargas familiares, así que voy a todos los que puedo. Hay veces que voy solo y otras acompañado por dos amigos de aquí, Marcos y David, que viajan cuando pueden”.

Este vecino de Guadalajara confirma que le gusta la aventura: “Los viajes que mejor me lo he pasado son Moldavia, Macedonia y Chipre. Además, ahí no hay problemas de entradas. Ver en la capital de Macedonia carros tirados con mulas, ir a Transnistria… son cosas que se te quedan grabadas y lugares que no hubiera ido de no ser por la Real”. De hecho, sueña con que en los años venideros le toquen a la Real rivales de países como “Escocia, Polonia, Bulgaria, los Balcanes o países del Este, destinos y rivales curiosos”.

“Los viajes en los que mejor me lo he pasado son Moldavia, Macedonia y Chipre”

Rafa Merino – Aficionado de la Real

También se desplaza por el Estado y en ocasiones viene a Donostia: “Para ir a Anoeta hay veces que cojo el bus de noche, veo el partido y me vuelo otra vez en bus. En Segunda fui a varios campos. A los campos de Madrid, que me pilla más cerca, he solido ir. También he ido a ver al equipo femenino por ahí e incluso al Sanse”.

De esos campos de Segunda a pasearse por Europa hay una importante diferencia: “Estos últimos años están siendo la leche. Y todo gracias a Imanol, así de claro, voy a muerte con él. Tiene a los jugadores enchufados. Además, creo que su padre era de un pueblo de Guadalajara”.

A Rafa le ha tocado entrada en el Parque de los Príncipes, así que no faltará a la cita, que ve “igualada”: “Cuando salió el sorteo, me llevé chasco, pero veo la eliminatoria bastante igualada. Últimamente estoy viendo partidos del PSG. Son Mbappé y diez más. Es muy bueno, pero siendo la vuelta en Donostia lo veo al 50%”.

source

About The Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *