Nació en Badalona en septiembre del año 2000, por lo que, al tener aún 23 años, formará parte de la selección española para los Juegos Olímpicos, junto a los realistas Beñat Turrientes y Jon Pacheco. Antes, ha desarrollado su trayectoria allá donde entendía que debía pelearla.

Salió de la Masía, a cuyo filial, Barça Atlètic, ya había llegado con 17 años. Su potencial llamó la atención de uno de los grandes captadores de talento europeo, el Borussia de Dortmund que ya captó a Mikel Merino dos años antes. Gómez, a quien también quería el Arsenal y terminó fichado a golpe de clausulazo por tres millones de euros, formó parte del club del Rühr a caballo entre el filial y el primer equipo entre 2017 y 2019, verano en el que cambió de rumbo su carrera: cedido al Huesca de Segunda División.

La apuesta fue segura: allí coincidió con el portero realista Álex Remiro en un equipo en el que también estaba Javi Galán y que consiguió ascender a Primera. Entre un año y otro disputó 69 partidos y el Borussia terminó llegando a un acuerdo con un nuevo pretendiente: a Bélgica.

Uno de los grandes del Benelux incorporó a Gómez: en una temporada rondó el medio centenar de partidos con el Anderlecht y este año fue clave para entender su transformación en el campo de fútbol… y dar el salto al Manchester City.

Un extremo reconvertido

Su transformación defensiva llegó en Bélgica, cuando en el Anderlecht llegó a jugar 50 partidos en la temporada 2021/2022 y los hizo desde la zaga. Su proyección ofensiva, eso sí, le llevó a firmar siete tantos y a llamar la atención del Manchester City.

El equipo que entrena un buen conocedor de la Masía como Pep Guardiola y tiene a Txiki Begiristain como director deportivo, fichó a Gómez por unos 15 millones de euros. En la primera temporada fue de la partida en una veintena de partidos, aunque no desistió y decidió seguir pese al interés de otros equipos. Esta temporada ha contado menos para Guardiola y ha decidido salir. Su destino, la Real, un club que sabe bien recuperar para la causa.

Un interés que viene de lejos

NOTICIAS DE GIPUZKOA ha dado cumplida cuenta del interés que ha mostrado la dirección deportiva de la Real Sociedad por el lateral catalán. Un ánimo por fichar al carrilero que no es nuevo: las primeras informaciones datan de hace justo un año, cuando esta web explicaba cómo el club de Anoeta quería incorporarlo para reforzar la parcela ofensiva de la banda izquierda.

En todo este tiempo, en el que hace un mes relatamos cómo se reactivó el interés con el viaje de la dirección realista a Inglaterra, Gómez ha continuado desarrollando su carrera como futbolista internacional: la arrancó en la selección española sub-16 y a sus 23 años apunta a ser jugador olímpico en una convocatoria definitiva que aún no se conoce. En ella también pueden estar dos realistas como Beñat Turrientes y Jon Pacheco.

Ellos dos o Remiro no son la única relación de Gómez con la Real, toda vez que en junio de 2023, pocos días antes de que su nombre sonara por primera vez en la órbita de Anoeta, Gómez reconoció que le gustaba el club donostiarra.

En una entrevista con Mundomaldini, el futbolista reconocía que su ídolo era el entonces atacante realista y ex citizen David Silva. Y preguntado por qué equipo le gustaba, Gómez no tenía dudas: “La Real me gusta cómo juega”. Ahora tendrá oportunidad de contribuir a ese buen juego.


source

About The Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *