Beñat Turrientes por fin parece asumir galones en la Real. El jugador número doce de la temporada comienza a acechar a la titularidad en un centro del campo en el que a Imanol Alguacil no le gusta demasiado retocar o rotar. El excapitán del Sanse atraviesa por uno de sus mejores momentos de su carrera. Y es que, como ha reconocido en rueda de prensa este mediodía en Zubieta, su temporada pasada, su estreno con dorsal del primer equipo, fue de adaptación: “Todos queremos hacer es jugar, pero viendo el nivel que hay en la Real y el mediocampo con jugadores internacionales absolutos, para mí, un chaval de 22 años, entrar el año pasado fue muy difícil. Quizá no demostré lo que tenía y este año me estoy encontrando mucho mejor, con más confianza y con el aprendizaje que tuve el año pasado estoy contento por esa parte, pero al final todos los jugadores queremos jugar todo, pero viendo el nivel que ahí no me puedo quejar».

Turrientes se mostró maduro en la autocritica personal: «Ha un salto muy grande del segundo al primer equipo. Estos años la Real está demostrando el nivel que hay, y a los jóvenes que subimos del Sanse nos cuesta. A mi me costó bastante, no me puedo quejar de nada porque Imanol me dio oportunidades y no las aproveché, y tengo rabia también por eso, porque este año estoy demostrando que igual el pasado pude hacerlo pero que por X motivos, tal vez por ser el primer año aunque no sea una excusa, lo que tenía que hacer era demostrarlo en el primer partido que me puso. Fue una temporada de aprendizaje, de aprender cómo es la élite, y este año me estoy dando cuenta de que puedo estar en la Real y estoy muy contento».

Eso sí, también es consciente de que ha progresado y en qué lo ha hecho en los últimos meses: “Al concluir la temporada pasada y me sentía dolido porque quizás lo que tenía dentro no lo había demostrado, y sabía que tenía que dar ese paso adelante. El punto ha sido en que me atreva más, tener más confianza, en ver cómo es la élite y en cada entrenamiento, aprender cosas«.

Estamos ante el último gran exponente de la prolífica fábrica de mediocentros de la cantera txuri-urdin que parece haber dado el paso adelante que muchos le reclamaban: “Cuando acabó la temporada pasada me sentí que tenía que dar un paso adelante porque sabía el nivel que tenía dentro, y eso lo tienes que demostrar entrenando y en los partidos. Este año estoy dándolo, sé que puedo dar más, pero hay que tener paciencia, ir poco a poco, y demostrarle al entrenador que eres capaz de jugar en este equipo».

“Estoy jugando en muchas posiciones: de pivote, de interior y mediapunta. Me encuentro muy a gusto en todas, donde me ponga Imanol voy a dar el 100%, pero donde estoy más cómodo es de interior»

El debate sobre su demarcación preferida e idónea: “Estoy jugando en muchas posiciones, de pivote, de interior, también de media punta en algún partido. Me encuentro muy a gusto en todas las posiciones, donde me ponga Imanol voy a dar el 100%. Pero la verdad que donde más cómodo me encuentro es de interior, porque al final llegas más a área, abarcas más campo, que es lo que me gusta».

No se puede discutir que cada vez llega más y abarca más campo. Beñat incluso quiere ver puerta con mayor facilidad: “Al final lo que un jugador quiere es meter goles y dar asistencias. Tener números en la mochila. Yo creo que eso es lo que me está costando. Hacer un gol en Primera División es difícil, pero en los últimos partidos es verdad que estoy más cerca de ese gol. Hay que tener paciencia porque estoy seguro de que tarde o temprano van a llegar».

Turrientes es el capitán de la sub’21 y cuenta con muchas opciones de poder entrar en la convocatoria para los Juegos Olímpicos: “Para mí sería un orgullo ir a unos Juegos Olímpicos, porque de este equipo: Zubimendi, Merino y Oyarzabal nos contaron la experiencia que tuvieron en Japón, y la verdad es que me encantaría ir. Reconozco que hay muy buenos jugadores que pueden ir, y lo que tengo que hacer es trabajar como lo estoy haciendo. Luego ya el seleccionador decidirá”.

Por último, Turrientes lanzó un guiño al equipo femenino que se juega mañana el pase a la final de Copa: «Para un club como la Real, la Copa es muy especial, el primer equipo la ganó, y las chicas también la ganaron y están a un paso de volver a hacer historia. Les deseamos mucha suerte, y animar a la afición a que vaya a Anoeta y que logren el billete a la final».

source

About The Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *