Real Sociedad | Internacionales 2023-24: el problema que viene

0

Take Kubo, Mikel Merino, Martín Zubimendi… Caras nuevas y alegría este lunes en Zubieta, dentro de una pretemporada cuyos protagonistas empiezan a adquirir ya tono internacional. El inicio de los entrenamientos del Sanse irá poco a poco vaciando de potrillos las sesiones del primer equipo. Y el regreso de los futbolistas que en junio compitieron con sus selecciones también ayudará a esta circunstancia. La vuelta del japonés ya estaba programada. La de los dos centrocampistas llamados por De la Fuente, mientras, se adelantó tres días respecto a lo previsto, en la antesala, eso sí, de la campaña más dura de la historia de la Real Sociedad a la hora de ceder futbolistas a los combinados nacionales. Imanol podrá trabajar con cierta normalidad a partir del próximo lunes. A lo largo del curso, sin embargo, se enfrentará a más de un quebradero de cabeza, con motivo de las convocatorias de los seleccionadores.

El foco del asunto se sitúa sobre dos hojas del calendario, las de enero y febrero, dos meses importantísimos en el devenir de una temporada, ya que durante ellos los equipos de la Liga se juegan casi todas sus opciones en la Copa del Rey. Sucede esta campaña que coincidirán entonces la disputa de la Copa de África y de la Copa de Asia, torneos muy susceptibles de implicar la participación de Take Kubo (Japón), Hamari Traoré (Mali) y Sadiq Umar (Nigeria). No queda ahí la cosa, pues la prensa marroquí ha informado recientemente acerca de conversaciones entre la federación y el entorno de Mohamed-Ali Cho para que este acepte la llamada de los leones del Atlas. Si así terminara sucediendo, la nómina de ausentes en Zubieta durante cerca de un mes (un máximo de mes y medio) ascendería a cuatro. El campeonato asiático se juega entre el 12 de enero y el 10 de febrero. El africano, entre el 13 de enero y el 11 de febrero. Pero hay que tener en cuenta también el período previo de concentración y entrenamiento.

Un simple vistazo al calendario de la Real durante las fechas mencionadas habla de la dificultad y de la relevancia de este tramo de la campaña, durante el que el equipo disputará cinco partidos de Liga y hasta tres de Copa si va avanzando en el torneo del K.O. En el campeonato visitará a Athletic, Celta y Girona, y recibirá a Rayo y Osasuna. En la propia Copa, mientras, afrontaría entonces los octavos de final, los cuartos y la ida de la semifinal. Y finalmente toca remarcar la influencia que las citas asiática y africana podrían tener en la Champions (o en la Europa League si la Real fuera tercera de la liguilla). Las primeras eliminatorias continentales de febrero arrancarán apenas tres días después de las finales previstas en Catar y Costa de Marfil respectivamente, dificultándose quizás el concurso del txuri-urdin de turno en partidos muy importantes para la escuadra realista.

El asunto no es baladí, porque la gran campaña que deja atrás el equipo ha coincidido precisamente con un curso bastante asequible en materia internacional. Solo incluyó dos parones al uso, uno en septiembre y otro en marzo. Y vivió igualmente la larga interrupción de un Mundial de Catar al que solo acudió un futbolista del equipo, Take Kubo, quien además no jugó precisamente un elevado número de minutos. El ejercicio entrante, mientras, apunta a deparar un panorama diametralmente opuesto, por las mencionadas Copas de Asia y de África y también porque la cifra de ventanas para las selecciones se ve incrementada: habrá hasta cuatro, en septiembre, octubre, noviembre y marzo.

La incógnita reside ahora en conocer qué futbolistas de la Real se van a ver afectados por las diversas convocatorias internacionales por parte de las selecciones, aunque buena parte de esta incertidumbre se encuentra en cierto modo resuelta. Take Kubo se ha convertido en un fijo con Japón, como lo es Hamari Traoré con una selección de Mali de la que es capitán. Merino, Zubimendi y Le Normand apuntan a tener continuidad con España tras el título de la UEFA Nations League, y resultaría sorprendente que Luis de la Fuente mantuviera con el tiempo su última decisión de no citar a Mikel Oyarzabal. El eibartarra no figuró en la llamada más reciente del técnico, quien sin embargo siempre le ha tenido mucha confianza. El capítulo de los seguros se cerraría con Alexander Sorloth (Noruega), aunque utilizando por el momento el modo condicional. El atacante escandinavo es titular habitual con su combinado nacional, pero a día de hoy pertenece al RB Leipzig, significando su contratación un objetivo prioritario para la Real.

Merece incluirse en un capítulo aparte a Sadiq Umar, por sus circunstancias (sale de lesión) y por la tremenda competencia que tiene en la selección nigeriana. Antes de producirse su dolencia en Getafe, acudía siempre a las llamadas de su país, y lo lógico es que estas regresen a partir de ahora. Pero… La próxima convocatoria genera incertidumbre respecto al goleador, igual que sucede con el panorama de futbolistas estatales sub-21 o de edades tempranas con los que cuenta la Real. Para empezar, Pacheco y Barrenetxea han dejado ya de pertenecer a la mencionada categoría, pero en calidad de jugadores sub-23 sí pueden disputar los Juegos Olímpicos de París 2024, torneo para el que es de suponer que el grupo elegido continuará concentrándose. Y está por ver igualmente si blanquiazules como Robert Navarro o Pablo Marín (de 2002 y 2003 respectivamente) son incluidos en la dinámica de la nueva sub-21 a partir de septiembre.

Cerrar el capítulo de incógnitas sin resolver implica citar el mencionado caso de Cho, quien podría renunciar a Francia para competir con Marruecos, y a futbolistas con opciones de sumarse al grupo de los internacionales. Remiro y Brais, por ejemplo, han estado cerca de ser llamados como txuri-urdin (el gallego ya lo fue antes).

REGRESO PROGRESIVO TRAS CONCURSOS DISPARES

Durante los próximos días, la primera plantilla de la Real va a ver regresar a todos sus efectivos internacionales, con motivo de una vuelta progresiva que arrancó ayer con la reincorporación de Take Kubo. También trabajaron en Zubieta Mikel Merino y Martin Zubimendi, aunque de forma individual. Ambos tenían permiso hasta el próximo jueves, pero adelantaron su comparecencia en las instalaciones. Este mismo jueves significa la fecha en la que Robin Le Normand y Hamari Traoré deberán reanudar la actividad.

Restarán así por volver los dos internacionales sub-21 del equipo, Ander Barrenetxea y Jon Pacheco. Concluyeron su participación en el Europeo de la categoría el pasado sábado 8 de julio, habiendo anunciado antes el club que disfrutarían de dos semanas de vacaciones. Todo apunta, así, a que regresarán a la disciplina de Imanol el próximo lunes 24, después de un campeonato en el que el central de Elizondo fue titular indiscutible. Barrenetxea, mientras, significó un recurso habitual de banquillo, acumulando 199 minutos.

Algo similar sucedió en la selección española absoluta durante la Nations League, con Le Normand haciéndose hueco en las dos alineaciones, Merino alternando una titularidad y una suplencia, y Zubimendi quedando inédito. Y el reparto de minutos se mantiene dispar si atendemos a lo sucedido con los otros dos internacionales. Hamari Traoré (capitán de Mali) jugó los 90 en la victoria ante Congo que supuso el billete para la Copa de África, y Kubo acumuló 84 en dos amistosos de Japón (titular en uno, gol incluido, y reserva en el siguiente).


source

About The Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *