Real Sociedad: Kieran Tierney ya se entrena en Zubieta

0

Kieran Tierney ya es uno más en Zubieta. El escocés se ejercitó con al mismo ritmo de que compañeros y se apunta al encuentro del sábado ante el Granada al haber completado sin problemas la pretemporada con el Arsenal a pesar de no haber competido. La presencia de la cuarta incorporación ha sido la nota más destacada de una sesión en la que no han tardado en confirmar el resto de la plantilla la forma con la que quieren que le llamen al escucharse constantemente el “Kiri, Kiri” (por su nombre, Kieran)

Los jugadoresfueron salieron poco a poco siendo ovacionados por una grada entregada y repleta de niños que aguantaron estoicamente y con paciencia la incomprensible hora de retraso y los chaparrones que cayeron, con viento racheado incluido, durante la misma. Aritz Elustondo, que trabajó al margen, se pasó una hora firmando autógrafos y atendiendo todas las peticiones de los aficionados. El capitán amenizó la espera la espera de unos 500 hinchas, que se apelotonaron como pudieron bajo la cubierta del José Luis Orbegozo para resguardarse del agua.

Como recordarán, más de la mitad de la tribuna se encuentra en obras al estar acabando las habitaciones en las que se concentrarán y descansarán los jugadores antes y a veces después de los encuentros si llegan tarde en lugar de concentrarse en un hotel como han hecho en las últimas décadas. Es decir, al igual que, por poner un ejemplo, el Madrid en su ciudad deportiva de Valdebebas.

Imanol, que dipuso de una sesión de vídeo para analizar los errores en el duelo del viernes ante Las Palmas, fue el último en salir acompañado de Zubimendi, y se llevó la ovación más grande de los presentes. El técnico posó con Tierney antes de comenzar la práctica, con su habitual charla en un corro tras la cual el nuevo fichaje pasó por el habitual pasillo de collejas de bienvenida.

El único ausente inesperado en el entrenamiento fue Kubo. El japonés acabó el encuentro de Las palmas con unas molestias cuádriceps derecho, pero todo parece indicar que no le van a impedir reincorporarse pronto al grupo ni jugar el sábado ante el Granada. El citado Aritz y André Silva se entrenaron de forma individual en el z4 con los recuperadores, mientras que Urko González de Zárate se reincorporó y se ejercitó como uno más.

Nada más arrancar la sesión, volvió a caer agua con mucha fuerza. Tras los habituales rondos y calentamiento, Imanol organizó varios ejercicios de posesión en el que el balón circuló muy rápido y el desgaste en las presión de los jugadores resultó agotador. A pesar del rápido estado del terreno de juego, no hubo que lamentar demasiados sobresaltos ni sustos. Mikel Oyarzabal ejerció de cicerone con Tierney, con el que, aparte de explicarle las normas de los partidillos, también se le vio charla amistosamente. Arsen Zakharyan, que también se estrenaba con hinchas en la grada, demostró que su integración va bien

En lo alto de la grada, en un pequeño e improvisado descansillo que se ha quedado delante de los despachos de los técnicos al más puro estilo Luis Enrique en su andamio, se pudo a ver a Roberto Olabe y a Erik Bretos de pie sin perder detalle de la sesión y charlando de forma animada, gesticulando visiblemente en varias ocasiones.

Después de unas carreras a buen ritmo y de otro partidillo, sin rematar a puerta, los titulares el viernes abandonaron la sesión y se dirigieron a la grada. Para que todos los chavales tuvieran su autógrafo o fotografía, los jugadores se repartieron a lo largo del muro que separa al campo de la grada. Se incorporaron y auxiliaron de esta forma a André Silva, que bajó la cuesta del campo de arriba y literalmente fue devorado por una estampida de niños que casi le engullen.

Por cierto que en la grada se pudo ver a aficionados ilustres, como Julen Aguinagalde, director deportivo del Bidasoa, que acudió acompañado de sus hijos.

source

About The Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *