Real Sociedad – Osasuna (1-3): es pronto para copas

0

Verano de 2021. Mismo escenario. Mismo torneo. Mismo rival. Y mismas sensaciones. Osasuna superó este viernes a la Real en el Stadium Gal, adjudicándose por vía aérea una Euskal Herria Txapela que voló de nuevo hacia Iruñea. Nunca mejor dicho lo de volar. En aquella noche de hace dos años, el bombardeo al área txuri-urdin se saldó con remates de todos los colores y victoria rojilla, una semana antes de que los de Imanol se llevaran cuatro en su visita liguera al Camp Nou. Cundió el pánico, se rajó de todo lo habido y por haber y después el equipo completó una temporada de lo más solvente. Ojalá se repita la historia. De momento el primer capítulo, el de Irun, ha salido calcado. Consten los atenuantes de la carga de trabajo, de las diez bajas blanquiazules y de la naturaleza de un equipo que en verano trabaja mejor que compite. A partir de todo ello, obviamente, hay cosas que corregir.

Osasuna entró al partido mucho mejor que la Real. Lo hizo con intensidad, apretando la salida txuri-urdin mediante los saltos de interior o extremos, y embotellando a los de Imanol a base de ganar determinados duelos individuales. Un muy tierno Yago Cantero sufrió mucho con Kike García. El pilotito rojo del balón parado se encendió desde muy pronto, con un remate franco y fallido de Torró. Y Remiro salvó el 1-0 tras buen recorte de Javi Martínez a Brais. Dio igual, porque la diana navarra estaba cantada y la terminó haciendo Catena, de nuevo tras centro lateral al área en un córner botado en corto.

BUENA REACCIÓN Los guipuzcoanos supieron reponerse, al duro arranque y al gol. El juego comenzó a pasar por el potrillo Jon Gorrotxategi, pivote a quien la renovación anunciada en las horas previas sentó muy bien. Carburó Cho en la banda derecha. Lo hizo igualmente Brais, desde esa tercera altura de la medular en la que, sin Silva, apunta a asentarse. Y aportó también lo suyo Álex Remiro, como pieza inicial de la cadena de ataque. Ya había firmado, con la mano, un espectacular servicio al extremo diestro francés, comenzando una contra que casi termina en el empate de Olasagasti. Poco después, atrajo con frialdad la presión de Barja a Zubeldia para encontrar libre a Gorosabel. Transición, pase a Cho, pared con Gorrotxategi y gol de zurda del galo. Fue una merecida igualada que, en una sucesión de acercamientos previos, acababa de rozar Carlos Fernández tras delicatessen de Méndez.

El partido se acercaba luego al descanso con igualdad en el marcador y superioridad sobre el campo de una Real que sabía hallar rendijas por las que hacer daño. Cho, ya cambiado de banda, amenazaba con terminar ganando la espalda del lateral Areso. No pintaba nada mal la cosa. Y sin embargo, en una acción intrascendente, Diego Rico cometió falta sobre Rubén García y el centro al área lo remató, quién si no, Catena para adelantar a los suyos. El espigado central recién fichado del Rayo, autor de un hat-trick con la testa, repetiría al filo del intermedio, de nuevo tras córner botado en corto. 3-1 y sentencia casi segura, vistas las hojas de alineaciones.

SUSTITUCIONES EN MASA Y es que Imanol y Jagoba cambiaron a sus once protagonistas durante el descanso. Pero el número de efectivos de la primera plantilla con el que contaba cada uno no tenían nada que ver. Osasuna terminó el partido con diez ‘mayores’ y el lateral izquierdo Adama, del Promesas. El cuadro txuri-urdin, mientras, lo hizo con un mix en el que el Sanse estaba nutridamente representado y con el que, pese a las complicadas circunstancias, siguieron viéndose detalles, por ejemplo esa alternancia de carriles fuera-dentro que Alguacil ensayó en la derecha con interior y extremo. En definitiva, cositas que echarse a la boca a la hora del desayuno, porque esto no ha hecho más que empezar. Anda aún la Real con el primer café de la mañana entre manos. Es pronto aún para copas. O para txapelas.

REAL SOCIEDAD Remiro; Gorosabel, Zubeldia, Cantero, Rico; Gorrotxategi, Olasagasti, Brais; Cho, Carlos Fernández, Oyarzabal. Segunda parte: Marrero; Sola, Aritz (Jon Martín, m. 71), Astigarraga, Aihen; Urko, Marín, Robert Navarro; Azkune (Dadíe, m. 69), Karrikaburu, Magunazelaia. Segunda parte: Herrera; Rubén Peña, Unai García, David García, Adama; Iker Muñoz, Moi Gómez, Pablo Ibáñez; Chimy, Budimir, Arnaiz (Xabi Huarte, m. 79).

OSASUNA Aitor Fernández; Areso, Herrando, Catena, Juan Cruz; Torró, Moncayola, Javi Martínez; Kike Barja, Kike García, Rubén García. Segunda parte: Herrera; Rubén Peña, Unai García, David García, Adama; Iker Muñoz, Moi Gómez, Pablo Ibáñez; Chimy, Budimir, Arnaiz (Xabi Huarte, m. 79).

GOLES 0-1, m. 8: Catena. 1-1, m. 23: Cho. 1-2, m. 37: Catena. 1-3, m. 42: Catena.

ÁRBITRO De Burgos Bengoechea (Colegio Vasco).

INCIDENCIAS 3.500 espectadores en el Stadium Gal.

source

About The Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *