Real Sociedad: Sólo faltan los nuevos fichajes

0

Imanol Alguacil ya podría contar desde hoy con la totalidad de su plantilla si no fuera por que aún faltan fichajes por materializar en un mercado que se está cociendo a fuego lento en lo que concierne a la Real Sociedad. Con la incorporación de los últimos dos internacionales, los subcampeones de Europa sub-21 Ander Barrenetxea y Jon Pacheco, al entrenamiento de este lunes, el técnico oriotarra ya dispone de su plantel al completo… a falta de los refuerzos que quedan por hacer.

Estos fichajes, bien sean en propiedad o en calidad de cedidos, afectarán a varias parcelas del terreno de juego. Y al menos serán tres si nos ceñimos a las palabras pronunciadas por Roberto Olabe, una vez finalizada la temporada pasada, sobre todo tras la despedida del fútbol de David Silva por su grave lesión de rodilla. El director de fútbol del club guipuzcoano presupuestó entre tres y cinco fichajes de cara a la próxima campaña y por el momento sólo ha visto la luz uno, el lateral derecho Hamari Traoré (terminó contrato con el Rennes de la liga francesa), que está inmerso en la disciplina txuri-urdin desde el pasado jueves y que será presentado hoy en el estadio de Anoeta, en un acto que dará comienzo a las 13.15 horas. Eso sí, con el inesperado y desafortunado contratiempo protagonizado por David Silva, ahora están más obligados.

A pesar de que en el club donostiarra ha habido escasos movimientos durante el verano, todo apunta a que ahora estos se acelerarán al tener la dirección deportiva varios frentes abiertos.

Portería: apuesta por Marrero para ser el suplente de Remiro

Álex Remiro volverá a ser el indiscutible inquilino de la portería txuri-urdin. Al navarro nadie le discute la titularidad en los últimos tiempos y en esta próxima temporada tampoco lo van a hacer salvo un giro inesperado. Para la suplencia, la Real Sociedad apuesta por Unai Marrero tras la marcha de Andoni Zubiaurre –en quien dejaron de confiar durante el último ejercicio– al Eldense, recién ascendido a Segunda División.

Tras su brillante actuación en el Sanse la campaña pasada, el cancerbero donostiarra, de 21 años y con contrato hasta el año 2026, se convierte así en la alternativa a Remiro en una temporada en la que la escuadra realista competirá en la Champions League contra los mejores equipos europeos. Un reto, por tanto, de gran dimensión para un jugador de la casa.

Como tercer guardameta, a priori, partirá Gaizka Ayesa, otro arquero formado en Zubieta. El también portero navarro, de 22 años y con contrato hasta el año 2024, vuelve a Zubieta tras recuperar la confianza la temporada pasada en el Numancia, equipo de Segunda División donde jugó cedido. Sus prestaciones han convencido a la dirección deportiva liderada por Roberto Olabe y no han dudado en seguir contando con sus servicios para el ambicioso nuevo curso que se presenta.

De este modo, aunque no se haya fichado a un meta que compita por la titularidad de tú a tú con Remiro, en la Real consideran que con los canteranos Marrero y Ayesa la portería txuri-urdin queda bien cubierta.

Defensa: el movimiento se centra en los laterales

Con el eje central de la zaga sobradamente cubierto con defensores de garantías como Robin Le Normand (flamante internacional con España tras su debut en la Nations League que conquistó el combinado dirigido por Luis de la Fuente), Igor Zubeldia, Aritz Elustondo (que puede desenvolverse también como lateral derecho) y Jon Pacheco (reciente subcampeón de Europa sub-21 con la selección española de Santi Denia), en este mercado estival la atención se centra en los flancos.

En el diestro se ha producido el único fichaje de la Real Sociedad en lo que llevamos de verano, el jugador de Mali Hamari Traoré, procedente del Rennes de la liga francesa, por lo que ya hay excedente al contar también con Andoni Gorosabel y Alex Sola. Aunque uno de ellos, o ambos, saldrá de la disciplina txuri-urdin este verano. Quien más opciones tiene es el arrasatearra, pretendido por el recién ascendido a Primera Alavés, aunque el donostiarra también podría irse como cedido. Y aquí entra en escena Álvaro Odriozola, cuyo deseo es regresar a la Real y es probable que lo haga, aunque por el momento se encuentra haciendo la pretemporada con un Real Madrid en el que no seguirá.

En el carril izquierdo también habrá movimientos. Diego Rico, muy cerca del Getafe aunque el Valencia también se ha interesado por él, ya tiene un pie fuera y la dirección deportiva se afana en buscar un lateral zurdo que suba el nivel la próxima campaña. Gayà (Valencia) y Sergio Gómez son nombres que manejan en la planta noble de Anoeta, aunque son operaciones muy complicadas.

Centro del campo: la lesión de David Silva obligar a reforzarse

Aunque por el momento la prolífica cantera de la Real Sociedad está cubriendo las vacantes dejadas por Asier Illarramendi, que a su aportación deportiva había que añadir la experiencia con la que dotaba a la plantilla, y Ander Guevara, fichado por el Alavés (club que se ha fijado mucho en los jugadores que no tienen su futuro asegurado en la Real), el club realista está obligado a reforzarse en el centro del campo con un jugador de nivel tras la lesión de gravedad de David Silva. Si antes de conocerse su dolencia, en el club existía la idea de incorporar un jugador si surgía una buena oportunidad, ahora la necesidad apremia. Y uno de los jugadores que tiene en la agenda Roberto Olabe es Isco Alarcón.

Eso sí, el director de fútbol maneja varias opciones y no se va a precipitar en tomar una decisión. De manera que, a tenor de los jugadores con los que cuenta Imanol, los internacionales por España Zubimendi y Mikel Merino, ademas de Brais Méndez (que completó una gran primera mitad de temporada en su estreno), el fichaje en cuestión debería ser un futbolista que se complemente con lo que ya hay en Zubieta. En la Real confían mucho en jugadores de la casa como Olasagasti, Urko o Pablo Marín (más asentado), quienes dispondrán esta pretemporada de una magnífica oportunidad de convencer al cuerpo técnico de la primera plantilla. Turrientes y Robert Navarro buscan una cesión, pero las tornas pueden cambiar.

Ataque: a la espera de que se rubrique el fichaje de Sorloth

En la delantera todas las miradas están fijadas en Alexander Sorloth, el jugador que la Real espera incorporar una vez que llegue al acuerdo definitivo con su club de origen, el Leipzig, que le ha cedido en los dos últimos años. El club alemán le ha liberado de stage que está realizando en Italia para que se pueda acelerar su salida vía Anoeta.

En la punta de lanza, eso sí, se mantienen depositadas muchas esperanzas en Sadiq, el flamante fichaje de la temporada pasada que tan mala suerte tuvo al sufrir una grave lesión de rodilla en sus primeros partidos como txuri-urdin. En su plena recuperación, así como en la de Oyarzabal, tras jugar sin problemas la recta final de la última campaña, se confía plenamente. Por lo tanto, serán dos refuerzos de lujo para el ataque txuri-urdin. 

También se espera que sea el año de la consagración de Momo Cho tras los buenos detalles apuntados el último curso pese a que las lesiones tampoco le dejaran rendir a pleno rendimiento. Cho y Barrenetxea (también subcampeón europeo sub-21) pueden ser dos buenos puntales para las bandas. Su juventud y descaro puede aportar mucho a la Real.

Por contra, más incierto es el futuro de Carlos Fernández, que no ha dado todo lo que se esperaba de él y no se descarta su salida, y de Karrikaburu, quien, seguramente, volverá a salir cedido y el Alavés ya se lo ha pedido. También hay que ver lo que da Goti tras llegar del filial del Athletic.

source

About The Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *