Sadiq Umar: “Si no marco gol me vuelvo loco”

0

Sadiq Umar.

Lo primero, ¿qué tal se encuentra?, porque lleva toda la semana trabajando al margen…

Mi rodilla está bien. Simplemente estoy descansando un poco.

Sí, es joven y está aprendiendo y entendiendo.

Sí, claro. Bueno ya sabes, necesita ayuda, como decía, es joven y está intentado aprender muchas cosas y lo está haciendo bien.

Sí estuve cerca, pero cuando el momento no es el correcto… Estoy esperando el instante y sigo trabajando duro. Sé que lo mejor está por llegar.

No, me siento bien. En todos los partidos que juego doy todo lo que puedo. Simplemente me falta el gol pero sé que llegará.

¿Cree que necesita más tiempo para recuperar su mejor momento, para ver al mejor Sadiq?

Acabo de volver. Solo he jugado en cuatro partidos y solo unos pocos minutos en ellos, así que veremos qué pasa pero yo estoy preparado para seguir.

Imagino que con Oyarzabal ha tenido una relación más estrecha.

Hemos compartido muchas horas en el gimnasio.

El capitán me dijo que el médico le había comentado que reaparecería en ocho meses pero que pasarían dos años hasta recuperarse de la lesión.

Todo el mundo tiene un cuerpo diferente y yo estoy bien. Tengo hambre de más. Estoy aquí y me encuentro preparado.

También me explicó que sentía que llegaba unas milésimas tarde.

Bueno, estoy al comienzo después de once meses. Y me siento bien. Y cuanto más juegas mejor te sientes. Eso es justo lo que necesito.

Su llegada fue apoteósica. La marcha de Isak, su fichaje, su debut con gol, su titularidad en Manchester…

Llegué en los últimos días de mercado y me encontré aquí…. Jugué un partido, ganamos, metí gol, fuimos a Old Trafford, conseguimos ganar. Luego fui a Getafe y desgraciadamente me lesioné. Y eso es el fútbol. Un día estás arriba y al siguiente…

Sabía perfectamente la lesión que sufría…

Sí.

Prefiero recordar el gol contra el Atlético con la grada enloquecida.

Fue un momento muy especial. Toda mi vida, cuando hable de la Real, recordaré mi debut, y la victoria en Old Trafford… Son momentos que siempre recordaré.

Usted pronunció una frase muy dramática: he conocido antes los nombres de los fisios que de mis compañeros.

Es que solo llevaba seis días en la Real. Gracias a ellos además me he recuperado y estoy listo para jugar.

Conoció primero la otra cara del club.

Sí, normalmente conoces antes a los entrenadores, a los jugadores… Pero como te digo, así es la vida.

“Si el presidente Aperribay decidió poner esas cláusulas en mi contrato es

porque confía mucho en mí y solo se lo agradezco”

¿Sintió desde el principio la Real es un club especial?

Sí. Es un gran club, Es un club familiar, todos están unidos y me gusta mucho eso. Creo que es lo que nos hace más fuertes.

Le imagino solo en el hotel, pensando qué voy a hacer ahora aquí… Solo, lejos de mi gente. ¿Siente que la afición le ha arropado mucho en la calle?

Sí, los aficionados, recuerdo que allá donde iba me animaban, Esperemos que vuelvas pronto, me decían. Siempre me han animado mucho.

Bueno, como delantero centro, ¿siente que necesita volver a ver puerta ya?

Siempre quiero marcar. Es lo que me hace sentir vivo.

¿Es el típico delantero que se obsesiona si no mete?

Para ser sincero, sí. Si no meto gol me vuelvo loco. Pero a veces hay que aceptarlo.

Leí una entrevista suya que dejaba claro que le gustaba marcar, pero que también ha dado siempre muchas asistencias.

Sí, es cierto. Solía dar muchas asistencias. Como te decía, el equipo va antes que yo mismo, por eso intento jugar bien. Cuando toca pasar paso, cuando toca hacer lo correcto en el momento adecuado, intento hacerlo. Si la posición para anotar del otro es mejor doy el pase claro.

¿Encaja en el estilo de la Real?

Sí, es bueno. Cada equipo tiene su forma de jugar y te tienes que adaptar.

¿Es diferente al del Almería? Allí tenía muchos metros para correr.

Cada partido es diferente y tienes que saber cómo afrontarlo.

¿Cuáles son sus puntos fuertes?

No lo sé… Simplemente si meto gol soy feliz. Pero no lo sé, para ser sincero.

¿Qué cree que puede mejorar?

Mi disparo con la izquierda. Suelo practicar bastante.

Carlos dijo una vez que prefería jugar con otro delantero.

Yo simplemente quiero jugar.

Su trayectoria no tiene desperdicio. Nació en Kaduna.

Sí, es una ciudad grande. No tiene mar no. Empecé jugando en la calle… Como todos los jugadores africanos.

Su primer club fue el Abuja FC.

Sí, es una academia. Está en otra ciudad diferente, a una hora y media de la mía y de ahí viajamos a Europa.

Le fichó el Spezia porque vino a Europa a disputar un torneo …

Lo estaba esperando. Pero sí, la verdad que tuve suerte porque pude jugar con muy buenos jugadores. Era normal que después de venir a Europa ficharan a varios de sus jugadores.

La Roma se fijó en usted. Y Rudi García no tarda en subirle y hacerle debutar.

Rudi fue el primer entrenador que creyó en mí. Recuerdo que venía a mi habitación a decirme que iba a jugar y me decía: “Solo quiero que juegues bien, no pienses en nada más, los chicos te van a ayudar”. Sí. Él creyó en mí y confió en mí, y cuando jugaba, me divertía. Y acabé metiendo goles. Metí dos goles en 6 partidos, pero luego fue despedido y llegó Spaletti. El equipo estaba teniendo problemas… Yo era el más joven, tenía 18 años…

Y se marchó al Bolonia.

Cuando fui a Bolonia sufrí una lesión en el tobillo y tuve que parar durante 3 meses. Pero seguía sin encontrarme bien así que al final me operé y estuve de baja durante otros tres meses. Con 18 años…

Después al Torino y a Holanda.

En Torino no jugaba. Me marché al NAC Breda y allí sí jugué y marqué.

Y le fichó el Glasgow Rangers.

Sí, pero tampoco jugaba. Estaba enfadado porque me dijeron que me darían una oportunidad pero luego no jugaba… Pero eso también es fútbol.

Llegó a decir que Steve Gerard le humilló al mandarle con los canteranos.

No, enfadarme tampoco, pero estaba muy confundido… Nadie me explicó nada mientras estuve allí. Así que volví a Italia, al Perugia, y empecé a jugar con Nesta. El entrenador creyó en mí y me dio la oportunidad de jugar todos los partidos y al año siguiente me contrató el Partizan…

Otro país, otra liga. Un auténtico trotamundos.

Sí, porque lo estaba intentando… Era joven y tenía que luchar mucho. Ahora la gente piensa que vivo una buena vida pero no saben por lo que he pasado. Fui al Partizan y jugué muy bien. Ahí me llegó la llamada del Almería, lo hice bien y ahora estoy aquí.

“No hablo de que soy el jugador más caro en la historia de la Real, no pasa por mi cabeza, solo estoy aquí para jugar y para ayudar”

El jugador más caro del Almería, al que ascendió, y luego de la Real.

Sí. Ni siquiera pienso en ello. No hablo de ello ni está en mi cabeza. Solo estoy aquí para jugar y para hacerlo bien para el equipo.

Nadie dirá que iba a ser fácil.

No, no ha sido fácil. Todas me han hecho más fuerte, y las malas experiencias también me han hecho crecer como hombre.

Aperribay introdujo unas cláusulas muy ambiciosas en su contrato.

Es porque creyó en mí y se lo agradezco mucho. Por eso voy a intentar dar lo mejor de mí para el equipo.

Algunos creen que es descoordinado y un poco patoso, pero tiene mucha calidad técnica.

Siempre intento mejorar. Así soy yo. Me he esforzado mucho y ahora soy mejor que antes.

¿Cree que sus 192 centímetros en lugar de ser una ventaja, generan desconfianza al ser delantero?

No escucho lo que dice la gente. Es tan diferente lo que se ve de lo que hay dentro del fútbol…

Recuerda por momentos a Kanu, era muy grande pero mágico con los pies.

Tenía mucha técnica. Es un ídolo en Nigeria. Uno de los mejores jugadores que ha producido de mi país.

En enero igual le perdemos un mes por la Copa de África…

Tengo que estar bien, pero veremos qué pasa. Todo el mundo quiere representar a su país. Pero tengo que seguir entrenando duro y haciendo las cosas bien, ir paso a paso y ver qué pasa.

Su competencia en la selección es otro delantero extraordinario: Osimhen.

Sí, es un gran jugador. Pero no es competencia, todos queremos lo mismo para nuestro país.

Nigeria siempre es un referente africano.

Como puedes ver en Nigeria siempre hay buenos jugadores, con muy buenos delanteros.

Cambio de tema, ¿es feliz en Donostia?

Sí, lo soy. Solo el tiempo es diferente a Almería. Pero no le doy mucha importancia porque salgo de casa, vengo a entrenar y vuelvo a casa.

Es un hombre familiar…

Bueno, me gusta ir a pasear, ver el mar… Estar en casa.

¿Cuántos idiomas habla?

Inglés, uno nigeriano, italiano, ahora entiendo el castellano.

¿Y en euskera?

Solo saludos.

source

About The Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *