En 2021, a finales de noviembre y tras un sobresaliente arranque liguero, la Real Sociedad ocupaba la tercera plaza de la clasificación empatada a puntos con el segundo, el Sevilla, y con cinco de renta sobre el quinto, el Betis. Todo comenzó a torcerse, sin embargo, en el campo del Mónaco, donde en una misma noche el equipo perdió su partido de la Europa League y a los lesionados Merino y Silva. Endulzaría luego el complicado diciembre aquella victoria en Anoeta contra el PSV Eindhoven (3-0), pero en el campeonato vinieron muy mal dadas. Se cayó en el campo del Espanyol (1-0), se cayó de nuevo en casa contra el Real Madrid (0-2), y se tropezó con estrépito en el Benito Villamarín ante el Betis (4-0). El mago canario reaparecería justo después, en Donostia frente al Villarreal, algo falto aún y siendo sustituido en el minuto 53 con 1-1 en el marcador. Los amarillos terminaron imponiéndose aquel día(1-3), y el diagnóstico resultó generalizado respecto al de Arguineguín, a punto entonces de cumplir los 36 años: “Hay que fichar un relevo para cuando falte Silva”.
source

About The Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *