UEFA Youth League | Un equipo con mayúsculas: Real- Inter (3-3)

0

Esos saques de córner bien pegados, largos y de empeine, a cargo de Arkaitz Mariezkurrena son ya patente de este chaval de Astigarraga, delantero zurdo de 18 años. Y se felicita por ello Jon Martín, uno que come aparte. De Lasarte-Oria, central, capitán de la selección española sub-17 y titularísimo en el Sanse tras jugar este verano a las órdenes de Imanol Alguacil. Centró uno y remató el otro: 2-2. Centró uno y remató el otro: 3-3. Los juveniles de la Real Sociedad iniciaron este miércoles su andadura en la UEFA Youth League arrancando un buen empate contra el Inter de Milán en Zubieta, gracias, en parte, a dos goles fotocopiados, idénticos, que hicieron justicia y que pudieron quedarse hasta cortos para los merecimientos de ambos equipos.  

Y es que la actuación txuri-urdin tuvo muchísimo mérito. En primer lugar, porque los blanquiazules supieron reponerse de un arranque fatal, con dos goles del Inter en solo seis minutos. Y en segunda instancia, no menos importante, porque la Real acreditó sobre el césped un funcionamiento colectivo muy engrasado y trabajado, a priori contradictorio con la naturaleza de una escuadra que, más que un equipo propiamente dicho, era una especie de selección. Integraron la alineación titular tres futbolistas del Sanse, cinco pertenecientes al plantel del tercer equipo y otros tres que el sábado jugaron contra el Antiguoko en Berio, en la División de Honor juvenil.  

BIEN TRABAJADOS. Poco importó semejante cóctel, gracias a la labor de los técnicos del club en general y de Mikel Llorente y Lander García en particular. El primero, entrenador del C, figura a los mandos en la Youth League. El segundo, preparador de los juveniles, le auxilia a la hora de diseñar un conjunto que, tras encajar esos dos goles, se lanzó a por su rival a base de ganas, de intensidad y de mucho fútbol. La banda derecha, con el lateral Nores súper dinámico y el interior Arruti acompasando movimientos junto al extremo Ramírez, se convirtió en centro de operaciones para una Real que hundió a su rival tirando de presión y de muy variadas salidas de tres . Orobengoa recortó distancias enseguida, envió luego un balón al palo y los merecimientos locales cobraron mayor fuerza aún tras las oportunidades, antes del descanso, del propio Orobengoa, de Arruti y de Mariezkurrena. El momentáneo 2-2 de Jon Martín hizo luego justicia en el arranque de la segunda mitad, pero para entonces el duelo ya había empezado a perder ritmo. Con los tanques de energía vaciándose, el físico de base de ambos equipos, siendo más fuertes y atléticos los italianos, comenzó a imponerse al juego, en el que previamente se había dibujado una notable superioridad de los txuri-urdin. 

Estos recibieron el 2-3 en una falta lateral cabeceada por Matjaz, pero no bajaron los brazos y terminaron volcando el campo, de nuevo, hacia la meta rival. Buscaron el empate mediante la gasolina de los suplentes, adelantando a Eder García, cambiando de banda a Orobengoa y terminando el duelo con una doble punta. La insistencia daría sus frutos con el postrero 3-3 y una grada poblada y entregada, el aperitivo perfecto para el partido de la noche. La gente se marchó orgullosa, como suele pedir Imanol a los mayores, tras ver a un equipo con mayúsculas y apuntar también, por qué no, algunos nombres en la agenda. El mismo Jon Martín, Nores, Arruti, Eder, Mariezkurrena. Zubieta es inagotable, y lo quiere demostrar en el grupo de la muerte de las canteras. Porque, a diferencia de lo que ocurre con los primeros equipos, aquí Benfica y Salzburgo significan los cocos. No nos dan miedo. 

REAL SOCIEDAD Zango; Nores (Amenabar, m. 66), Jon Martín, Ropero (Segurola, m. 57), Olarra; Lebarbier, Eder García (Arenzana, m. 76), Arruti (Ezeizabarrena, m. 57); Ramírez (Garro, m. 66), Mariezkurrena y Orobengoa.

INTER DE MILÁN Calligaris; Aidoo (Guercio, m. 71), Stante, Maye (Matjaz, m. 45), Cocchi; Stankovic, Di Maggio, Berenbruch (Bovo, m. 71); Kamaté, Sarr y Quieto (Spinacce, m. 71).

GOLES 0-1, m. 4: Sarr, de penalti. 1-1, m. 6: Kamaté. 1-2, m. 10 Orobengoa. 2-2, m. 52: Jon Martín. 2-3, m. 62: Matjaz. 3-3, m. 89: Jon Martín.

ÁRBITRO Nalbamdyan (Armenia). Amonestó a los locales Nores, Mariezkurrena y Lebarbier; y a los visitantes Quieto, Cocchi, Kamaté y Calligaris.

INCIDENCIAS Muy buena entrada en el campo Z7 de las instalaciones de Zubieta.

source

About The Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *