Varios detenidos por la agresión en Soria al donostiarra Ion Aranburu

0

Varias personas fueron detenidas este lunes en relación con la brutal agresión que sufrió el 27 de mayo el donostiarra Ion Aranburu en los aledaños de Los Pajaritos, en Soria, dos horas antes de que comenzara el partido Numancia-Cornellá, según publica el Diario de Soria y ha confirmado la Subdelegación del Gobierno. Aranburu había acudido a ver el partido junto con un amigó de Cornellá, con el que se encontraba en un bar cuando, sin mediar palabra, fue agredido por varias personas de manera tan brutal que acabó inconsciente en el suelo.

Como consecuencia de esta paliza, el antiguotarra tuvo que estar dos semanas y media en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital de Burgos y, una vez recuperó la consciencia, fue trasladado al Hospital Universitario de Donostia, donde logró el alta en julio, aunque todavía está en recuperación.

Más de cinco meses después de aquello, la operación llevada a cabo por la Policía Nacional, coordinada por la Comisaría General de Información de Madrid, todavía está abierta. De hecho, las detenciones, llevadas a cabo en la plaza Mariano Granados de Soria, no solo se habrían producido en la capital soriana, sino también en otras ciudades como Zaragoza y Madrid. El número de detenidos varía, según informaciones, entre tres y ocho personas que podrían estar relacionadas con los ultras del Numancia, del grupo Orgullo Numantino, pero también otros grupos ultras zaragozanos y de Leganés.

Según reconocía a este periódico un amigo del aficionado donostiarra tras la agresión ocurrida en mayo, «le tocó a él como le podía haber tocado a otro». Fue una cuestión de estar en el lugar equivocado cuando el grupo de ultras llegó hasta la calle José Tudela donde se encontraba el bar en el que se habían reunido aficionados del Cornellá, entre ellos varias familias, y sin mediar palabra comenzaron las agresiones en una «encerrona planificada» en la que usaron botellas, piedras y taburetes para agredir a los allí congregados. La peor parte, sin duda, se la llevó Ion Aranburu, quien durante varios días se debatió entre la vida y la muerte.

source

About The Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *