Victoria de la Real Sociedad contra el Benfica (2-1) en la UEFA Youth League

0

Mucho se ha hablado últimamente de la Champions que viene completando el primer equipo de la Real Sociedad. Con razón además. Pero el equipo txuri-urdin de la UEFA Youth League también está protagonizando, a otra escala, una competición para enmarcar. Recordemos que los de Mikel Llorente no componen una plantilla al uso, y que están participando con un compendio de futbolistas del División de Honor juvenil y de la Real C, también con alguna ayuda del Sanse. Las circunstancias no son óbice, sin embargo, para que los chavales blanquiazules estén mostrando una entereza, un aplomo y un fútbol a la altura de las mejores canteras de Europa. Desde el primer minuto del primer partido han tenido que remar contracorriente, recibiendo goles y expulsiones, y encajando en Salzburgo y Lisboa dos derrotas ingratas. Ahora, faltando solo dos contiendas y tras ganar este miércoles al Benfica, figuran en la pomada para clasificarse. Meritazo el suyo.

Ha caído el gallito portugués en las instalaciones de Zubieta, principalmente porque los realistas han entrado muy bien al partido, acreditando nivel y una versatilidad táctica de la que vienen haciendo gala durante todo el torneo. En esta ocasión, Mikel Llorente ha apostado por un 4-4-2 móvil y asimétrico que tenía todo el sentido del mundo, visto lo visto hace quince días en Portugal. La mencionada estructura, más rígida en defensa que en ataque, ha tapado las bandas del Benfica mediante constantes ayudas a los laterales cuando estos eran encarados por los extremos visitantes. El interior, el pivote e incluso el central del lado fuerte han colaborado constantemente con Arenzana y Olarra, y por ahí se les ha ido a los lusos su vía más importante de peligro. La escuadra txuri-urdin ha concedido al 4-3-3 rival una teórica superioridad numérica interior, pero las basculaciones de Ramírez y Otadui, así como la propia tendencia benfiquista a buscar las alas, han minimizado ese déficit.

Controlado el adversario, y muy bien además, también había que atacar, y los txuri-urdin lo han ejecutado igualmente con acierto. Con el balón han desdibujado su esquema metiendo dentro a Otadui como tercer centrocampista, convirtiendo a Mariezkurrena o Arenzana en cuarto medio con caídas a la zona de la mediapunta, otorgando toda la banda izquierda a Olarra y también escorando a Arruti a recibir fuera. El Benfica, desorientado ante la movilidad local, no ha podido evitar de inicio sendas conexiones con los propios Arenzana y Arruti, una interior y otra exterior, generándose así los goles. En el minuto trece la Real ya ganaba 2-0.

Los visitantes han asumido a partir de entonces casi todo el peso de la posesión, ante un cuadro txuri-urdin solidario y concentradísimo. El 2-1 salvado por Amenabar bajo palos ha resultado más puntual que otra cosa, no así el fuerte viento a favor del Benfica en la primera mitad. Al filo del descanso, las potentes ráfagas en el Z7 y quizás la estatura de Alain Velarde, un meta tan felino bajo palos como falto en los balones aéreos, ha permitido a los lusos recortar distancias. Lástima, porque en lo que se refiere al juego en sí mismo, el equipo blanquiazul había minimizado a uno de los teóricos favoritos de la competición.

El Benfica ha elevado un punto la agresividad de su presión tras el intermedio. La Real, en ventaja, no ha arriesgado tanto a la hora de encontrar hombres libres en la salida de balón. Y, producto de todo ello, el dominio territorial de los portugueses se ha intensificado. Los txuri-urdin, en cualquier caso, han conseguido mediante fases de presión alta y ubicando siempre su zaga por delante de la frontal del área que el tramo final del encuentro no significara un asedio continuo del cuadro lisboeta. Se ha mantenido la estructura defensiva de la primera mitad. Arruti, dentro del buen nivel general, ha emocionado a los realzales haciéndolo todo bien desde la sala de máquinas. Y el esperado sufrimiento de los últimos minutos, ya con diez tras la roja a Gorosabel y esperando con línea de cinco atrás, se ha traducido únicamente en una peligrosa falta lateral rematada en semifallo por Nuno Félix. La segunda plaza está a solo un punto. Y esta Real compite todos sus partidos. Que nadie la dé por muerta, porque está muy pero que muy viva. 

FICHA TÉCNICA

REAL SOCIEDAD: Velarde; Amenabar (Astiazaran, m. 73), Beitia, Astigarraga, Olarra; Ramírez, Arruti, Lebarbier, Arruti (Behobide, m. 85), Otadui (Garro, m. 63); Arenzana (Gorosabel, m. 73), Mariezkurrena.

BENFICA: Veklickovic; Spencer, Nuno Félix, Gonseca, Parente (Conceiçao, m. 80); Prioste, Rego (Veloso, m. 80), Rafael Luis; Lima (Tomé, m. 65), Varela, Silva (Moreira, m. 75).

GOLES: 1-0, m. 4: Arenzana. 2-0, m. 13: Otadui. 2-1, m. 41: Rego.

ÁRBITRO: Jasper Vergoote (Bélgica). Ha amonestado a los locales Amenabar, Arenzana, Otadui, Beitia y Garro; y a los visitantes Rego, Fonseca y Rafael Luis. Ha expulsado por doble amonestación al txuri-urdin Gorosabel en el minuto 86.

INCIDENCIAS: Partido disputado en el campo Z7 de las instalaciones de Zubieta, con buena afluencia de público y un grupo de bulliciosos aficionados visitantes en la grada.

source

About The Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *