El jugador de la Real Sociedad, Martin Zubimendi, ha concedido una entrevista a OK Diario en la que ha repasado su momento en la selección y en la Real. El canterano se siente orgulloso de contar con cuatro compañeros en Alemania: “Tiene mérito. Creo que incluso en algún momento alguno ha podido venir también. Hemos hecho una temporada muy buena. Somos cinco y la verdad es que aquí son un apoyo grande. Son muchos días fuera de casa y ellos te hacen sentir mucho más cerca de los tuyos”.

Le han preguntado si se valora suficiente lo que está haciendo el club txuri-urdin: “Al final no son años puntuales, es un proyecto largo con muchos años entrando en Europa. Y este siguiente paso que queremos dar de estar más cerca de los cuatro de arriba, pues es difícil. Tenemos que ver que el proyecto está ahí, pero no siempre es fácil mejorar la temporada anterior”.

El donostiarra reconoce que es muy futbolero: “Sí. Personalmente, me trago bastante fútbol. A veces incluso tengo que hacer un esfuerzo de no verlo para desconectar un poquito. Siempre que estoy en casa y tengo la tele puesta es fútbol”, No se atreve a dar un número de encuentros que ve a la semana: “Depende. Lo que me permita los viajes. Al final nosotros también tenemos nuestros propios partidos, viajes, entrenamientos… No nos cuadra para ver todos. En la Eurocopa igual, lo que podemos. Siempre está puesto en el comedor y en el salón de juegos. Siempre que puedo veo fútbol”.

Con su buen paladar, cree que Alemania está siendo la que mejor juega además de España cuyo partido contra Italia le pareció uno de los mejores que ha visto: “Mucha gente estará de acuerdo en decir Alemania. Tiene muchos peloteros. Ha metido gente por dentro y por fuera mucho desequilibrio. Y además por lo que ha demostrado. Me quedo con ellos”.

Sobre el mejor equipo del mundo actual no tiene dudas: “El que ha ganado la Champions. El Real Madrid. Las competiciones marcan a los mejores y lo han demostrado”.

Compartir equipo con Rodri

De la Fuente suele decir que Rodri y Martin son los dos mejores mediocentros del mundo: “(Risas) Eso es mucho decir, pero lo que sí hago es agradecerle su confianza. Yo estoy encantado de que diga eso”.

Está aprendiendo mucho con el medio del City: “Para nada. Es una motivación más. Lo que hace es mantener la ilusión para tener algún día más minutos. Lo que tengo que hacer es aprender de él. Es un líder. Uno de los capitanes. Se siente cómodo mandando y dentro del vestuario es un jugador muy respetado”.

Entrenar con Xabi Alonso

Zubimendi suele hablar muy bien siempre de Xabi Alonso. Al donostiarra le gustaría volver a coincidir con él… en la Real: “Tuve la suerte de tenerlo como entrenador, aunque menos tiempo de lo que me hubiese gustado. Ya vi que era bueno, pero no sabía que tan pronto lo iba a demostrar. Lo que ha hecho es impresionante con el Bayer. Lo cogió en descenso y lo ha hecho campeón. Tendrá una temporada bonita. ¡Claro que me gustaría que fuera mi entrenador otra vez! Ojalá que venga a la Real y podamos estar juntos. Sería bonito. Aunque, de momento, está Imanol, que va para años”.

Martin Zubimendi durante una entrevista en Zubieta Iker Azurmendi


Le preguntan sobre si el ejemplo de Illarramendi provoca que se piensen más las cosas para irse: “Más que el ejemplo, es nuestra personalidad. Valoramos mucho lo de casa, nos sentimos representados y yo que soy partícipe de este proyecto da pena dejarlo”.

Su futuro

Zubimendi ha negado que Xavi Hernández se pusiera en contacto con él: “No”. Y no ha aclarado lo que le debe ofrecer un club para convencerle de que se marche: “No te lo puedo decir porque no lo he pensado. Me siento muy querido, a la gente que yo quiero y, por el momento, lo veo lejos”.

Martin cada vez está más curtido en las entrevistas aunque en Zubieta no haya hecho casi ninguna este curso y afirma que no le molesta que le pregunten sobre su futuro: “Al principio sí, pero ahora ya lo he entendido. Sé cómo va esto del fútbol, de los mercados y del periodismo. Tengo que asimilarlo y ya está”.

Los periodistas son muy pesados…:(Risas) ¡Sí! Al principio sí que me cabreaba un poquito con vosotros, pero ya os voy entendiendo y sois majetes”.

Lo cierto es que la mitad de la selección no sabe dónde va a jugar el próximo curso: “Eso es muy relativo. Si preguntas uno a uno se rebajaría ese número. Por lo tanto, es percepción vuestra”.

Al canterano le han preguntado si le recuerda esta selección a su cuadrilla: “Bueno, bueno… Es mucho decir (risas). En esto de fútbol no es fácil encontrarte gente tan buena y me siento muy cómodo. Llevo ya aquí tres o cuatro semanas y se me está haciendo corto. Es gente muy buena”.

El día a día de Zubimendi

Su tranquila vida en Donostia llama la atención: “Creo que Donostia te da la oportunidad de eso. Es una ciudad tranquila donde respetan mucho a los jugadores. Es verdad que te ven, te animan, pero más allá de eso nunca llega a ser molesto”.

Gros, su cuadrilla, un balón…: “(Risas) Me recuerda a los partidos que he echado en la orilla. Seguro que molestamos a más de una tomando el sol. Es la playa en la que se basa mi verano. Ir allí todas las tardes. De joven más, ahora menos. Pero bueno, he disfrutado mucho”. Ya ha tenido que cortar un poco y no puede jugar tantas pachangas como antes: “Bueno, cada vez menos. Pero sí, siempre que puedo los juego.

Su día a día como jugador de la Real no se sale muy de lo común: “Despertarme, voy a Zubieta, desayuno, entreno, como, llego a casa, la siesta es sagrada, saco al perro, si algún amigo lo tengo cerca para tomar algo, voy con ellos y descansar en casa. No sé qué puede pensar la gente que hacemos por las tardes. No hay mucho margen aparte de descansar y estar con los tuyos”.

Zubimendi reconoce que no es un apasionado del paddle: “Yo personalmente no soy mucho de jugar al pádel. Pero sí. Creo que es un deporte que no exige a priori mucho esfuerzo físico. Puedes alternar. Yo intento no jugarlo para reservarme fuerzas.

Afición por el ajedrez

Aunque, como todo el mundo sabe, lo suyo es más el ajedrez: “Eso ya… (risas). Es verdad que de pequeño me motivaba mucho. Pero a medida que ha pasado el tiempo lo he ido dejando. Aquí tengo un par de compañeros que juegan y a ver si le metemos un poquito.

Un deporte de inteligentes el ajedrez: “Sí. Parece mentira, pero yo de pequeño terminaba las partidas sudando de la tensión y no es broma”.

source

About The Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *